• Regístrate
Estás leyendo: "Prindependientes": el diluvio (panista) que viene
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 05:03 Hoy

Columna de Luis Petersen Farah

"Prindependientes": el diluvio (panista) que viene

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Colmillo, fracturas, chamaqueo. Muchas cosas se han visto en el Congreso estos días. Particularmente ayer cuando el PAN perdió, de último momento, la presidencia de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública.

O cuando el PRI, con sus aliados tradicionales, hizo valer sus nuevas alianzas extraídas del PAN. O cuando la poderosa minibancada de Movimiento Ciudadano, queriendo mantener la neutralidad de fiel de la balanza, acabó apoyando simbólicamente al PRI que tanto critica por no ser capaz de oponerse a sus decisiones.

En el fondo está el tema del derrumbe panista. Lo demás es el conocido (y retorcido) manejo político en el Congreso, que esta vez aprovecha la circunstancia de un contrincante herido de muerte.

Suena de risa que mientras el PAN estaba peleando los diputados de representación proporcional, el PRI les haya arrebatado dos diputados ¡de mayoría! Hasta ahora, Karina Barrón y Marco Antonio Martínez se han comportado como prindependientes y han hecho todo lo posible, con su voz y su voto, por mostrar que la casa panista no está hecha de ladrillo sino de paja.

Ahora Martínez presidirá la cuarta Comisión de Hacienda y Desarrollo Municipal, y Barrón será la vicepresidenta de Hacienda del Estado, además de ser parte de varias otras comisiones. A lo mejor, estando en su partido de origen, no les hubiera tocado una participación así.

Pero el desmoronamiento panista no es una mera traición. Tampoco una sorpresa. No son los primeros que se van, y sin duda no serán los últimos. Lo que hay que preguntarse es qué hicieron los líderes, o qué pasó entre ellos, para lograr no sólo una fuga de legisladores sino una acción tan contundente en su contra. Y qué es lo que sigue. Vaya, no es que quienes renuncian no quieran estar en el PAN, es que buscan que la institución termine de caerse.

Ayer el PAN convocó a una protesta contra el manejo priista del Congreso y contra lo que ellos entienden como una defensa de las cuentas públicas del Gobierno Estatal. Curiosamente hubo más Fuerza Pública que manifestantes. Cerca de sesenta personas, en un tema como éste, realmente hablan una convocatoria inimaginable hace unos años. Hoy, es penosa.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.