• Regístrate
Estás leyendo: Hombres armados no identificados
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 09:33 Hoy

Columna de Luis Petersen Farah

Hombres armados no identificados

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Artículo 126 de la Ley de Seguridad Pública de Nuevo León:

Las Instituciones Policiales deberán desempeñar sus actividades en condiciones que hagan visible y notoria su identidad y presencia, portando el uniforme respectivo, las insignias y la identificación que corresponda. Los vehículos deberán estar plenamente identificados con los emblemas oficiales y los números de identificación de unidad.

Sólo los elementos de las Instituciones Policiales Estatales que ejerzan técnicas especiales de investigación quedan exceptuados de lo prescrito en el párrafo anterior, pero en todo caso, su asignación al área de investigación sólo será autorizada por el Secretario de Seguridad Pública en el Estado.

Buenas tardes, deténgase.

Hace una semana se dio el incidente, desde todo punto de vista desafortunado, de la detención de cinco jóvenes con disparos en el estacionamiento del HEB de Valle Oriente. Los detenidos originales están, por supuesto, liberados. Ahora los que están bajo investigación son los policías municipales que efectuaron la operación.

El municipio de San Pedro tiene que llevar a cabo, también, cambios de fondo: estamos hablando de policías vestidos de civil que abrieron fuego. Lo que sucedió, además de ser estrictamente ilegal y poco profesional, es sumamente peligroso no sólo para los presuntos delincuentes (por más presuntísimos que les parezcan en el momento), sino para los trabajadores y los clientes del lugar.

Uno entiende que de repente quieran hacerle al detective (a lo mejor se necesita en ocasiones), pero no pueden esperar que alguien, delincuente o no, se detenga ante cualquier persona que le marque el alto, con la duda de que puede tratarse de un matón a sueldo, un secuestrador, un policía, un ladrón o un transeúnte que necesita saber la hora.

No es cuestión de denostar a alguien o de culpar sin pruebas. Se trata del acto simple, llano y contundente de aplicar la ley. A los involucrados directamente y a quien los organiza.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.