• Regístrate
Estás leyendo: Fiscalías: por fin un paso
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 16:42 Hoy

Columna de Luis Petersen Farah

Fiscalías: por fin un paso

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Hubiera podido llegar más allá, tal vez. Pero la aprobación de las Fiscalías General, Anticorrupción y Electoral en el estado significa un indudable paso hacia adelante en la procuración de justicia.

Lo digo por una simple razón: ya no está en manos del Poder Ejecutivo.

Por fin ahora, en varios estados de la República, las procuradurías dejan de depender de los gobiernos y sus fines.

Es de celebrarse. No porque las haya "perdido" un gobierno específico u otro (esas son meras casualidades), sino porque la procuración, una de las claves del estado de derecho, podrá desarrollarse en función del cuidado de los ciudadanos, podrá generar auténticos funcionarios de carrera sin trabas y podrá ser evaluada sin criterios ajenos a su tarea. Sobre todo, podrá dedicarse a lo suyo porque ya no estará en las manos de gobiernos del color que sean, siempre en la tentación de premiar y castigar abusando de la ley.

Al menos desde los primeros años noventa, hasta donde recuerdo, comenzó un debate sobre el control de la procuración de la justicia por parte de los gobernadores y el Presidente de la República. Buena parte del azote de la impunidad mexicana (que desde entonces se estudia con nuevas herramientas) se ha debido a procuradurías deficientes que han desarrollado hábitos torcidos, como la mera inacción y la investigación selectiva según el poder o la importancia del denunciante o según lo llamativo y emblemático del caso.

En todo el país, los resultados de las procuradurías, aun recientemente, son vergonzosos. Hablando a nivel nacional, los investigadores no hallan elementos para una consignación en el 85 por ciento de las averiguaciones, es decir, no pueden reunir pruebas para entregar a los jueces.

Hay mucho qué hacer en las nuevas Fiscalías, por supuesto. Nada se va a arreglar en automático solo por la nueva independencia de la función (y hay que decir, por otro lado, que no todo se recibe en ceros). Pero la autonomía posibilita, no garantiza, nuevos bríos para una de las instituciones más cuestionadas.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.