• Regístrate
Estás leyendo: El cuidado de los políticos
Comparte esta noticia

Columna de Pablo Ayala Enriquez

El cuidado de los políticos

Pablo Ayala Enríquez

Publicidad
Publicidad

Después de titubeos, por fin ayer el Gobierno Estatal asignó elementos policiacos para la seguridad de nueve candidatos en Nuevo León. Ayer lo anunció el secretario de Seguridad, Bernardo González Garza.

El 4 de junio, él mismo afirmó que había recibido solo dos peticiones de protección a candidatos, ambas fuera de la zona metropolitana. Se analizaba si sería otorgada, pues las autoridades de Nuevo León, aunque veían como muy lamentable lo que ocurría en el país, no consideraban que Nuevo León compartiera esas circunstancias.

Dos días antes, el fin de semana, cuatro personas vinculadas a campañas fueron asesinadas en el país, en los estados de Puebla, Oaxaca y Quintana Roo. “Matan en 12 horas a cuatro políticos, ya van 105” era el titular de Milenio ese domingo.

Las dos partes de ese titular son espeluznantes, pero la suma hasta ese día, 105 políticos en el periodo electoral (cerca de 40 mujeres), es un escándalo que no hemos alcanzado a calibrar como nación. Quizá nos hemos acostumbrado a la información de muertes diarias.

Y han seguido. Es cierto que los asesinatos políticos se han cometido sobre todo como parte de problemáticas locales y que dos tercios han ocurrido en seis estados.

También es cierto se repiten los mismos patrones: se dan en municipios cercanos entre sí e incluso colindantes, con problemas comunes de seguridad. A fin de cuentas se trata de grupos delincuenciales que intentan establecer control sobre ciertas zonas.

Y hay un porcentaje que responden a detonadores políticos. Es el caso de Oaxaca, donde las disputas van subiendo de tono hasta desbordarse.

En Nuevo León las cosas no están así. Lo que sí hay en puerta en el estado es un final de campañas locales cada vez más ríspido (por desesperación en muchos casos), un periodo de declinaciones en favor de otros y un contexto creciente de violencia urbana e inseguridad.

Ahora ya son nueve escoltados... qué bueno, aunque sea para evitar que alguien se vaya a pasar y aprovechar el río revuelto.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.