• Regístrate
Estás leyendo: El aprendizaje del siglo
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 09:42 Hoy

El aprendizaje del siglo

Publicidad
Publicidad

Si algo hemos aprendido los mexicanos desde finales del siglo pasado es que queremos vivir en una democracia. No fue un aprendizaje rápido ni de golpe. Fue, ha sido, sigue siendo, un aprendizaje lento y paulatino. Pero cada vez hay más personas convencidas y cada vez más convencida cada una.

No habrá una democracia sólida en el país si no hay sólidos demócratas. Como cualquier institución, es el producto de la cooperación: la democracia solo se entiende con ciudadanos fuertes, solo se entiende si la gran mayoría decide ser parte de las decisiones de su país, si decide ser democrática.

¿Qué significa eso? Que podremos disentir entre nosotros de casi todo, menos del derecho de cada uno a participar libremente por los cauces de la ley; que podremos no estar de acuerdo en el tipo de políticas, que podremos incluso generar nuevos desacuerdos, que podremos buscar cambios en los mismísimos cauces legales... pero lo haremos basados en un acuerdo fundamental, el respeto a la voluntad general.

Podremos no estar de acuerdo con quien haya ganado, pero lo tendremos como autoridad de cualquier modo. Podremos buscar espacios para los intereses minoritarios o establecer contrapesos a las políticas que no compartimos, pero lo haremos mediante las vías institucionales y, en todo caso, tendremos la paciencia y la perseverancia para convencer y vencer en la siguiente oportunidad.

Eso es la democracia, la operación conjunta, la cooperación de ciudadanos demócratas.

Al sistema democrático, aquí y en cualquier parte, se le pueden hacer mejoras. Algunas más urgentes que otras. Pero las imperfecciones se vuelven pequeñas frente a una ola de votantes libres.

Hemos aprendido, pero necesitamos aprender más y ser más numerosos. Si algo constituye un serio ataque a la democracia en nuestro país es la coacción al voto, vía lonches, tarjetas o espejitos. Ni los que dan ni los que aceptan la donación de su voto son democráticos. El año que comienza nos pone a prueba. Veremos.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.