• Regístrate
Estás leyendo: Corrupción: mejor que juren
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 17:29 Hoy

Columna de Luis Petersen Farah

Corrupción: mejor que juren

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Parecerá raro, pero yo pienso que hizo bien el gobernador Rodríguez Calderón en pedir a sus colaboradores el juramento solemne de no llevarse la lana pública.

Entiendo que ese ritual entre religioso y de ventas multinivel es extraño, pero las ceremonias republicanas, como las acusaciones formales, los juicios y las sentencias, parecen destinadas a no dar frutos o a darlos demasiado pequeños.

Mejor que juren y perjuren los burócratas que no se van a pasar de listos ni abusarán.

"Si alguno se convierte en mosca, ya se jodió el pastel", dijo técnicamente el gobernador en el acto de firma.

Es que la otra parte, la de sancionar legalmente a los funcionarios de la administración pasada, no ha funcionado.

Porque las pruebas en esos casos no son nada fáciles.

Porque han acabado acusando verbalmente y mediáticamente a quienes les da mejor resultado verbal y mediático (es decir, político).

Porque los fiscales no son tan buenos como los defensores, nomás faltaba.

Porque a estas alturas del partido todo indica que lo van a perder.

Porque si lo pierden, una de las promesas más importantes del nuevo gobierno de Nuevo León se queda en el aire (está claro que prometieron erradicar la corrupción, cosa que identificaron con meter a la cárcel a ex funcionarios).

Porque los sistemas jurídicos, en general, cantan ayudando a los poderosos, aunque haya sus diferencias.

La otra parte, la de sancionar a los corruptos de esta mismísima administración, eso ni siquiera se ha intentado. Mejor aplicarles la medida preventiva del juramento.

Si, tras el juramento, alguno persiste, será doblemente cínico: "Quiero... que nos juremos a nosotros mismos que no vamos a corrompernos, que no vamos tomar el dinero público para nuestro beneficio personal, ¿lo juran?... ¡lo dijeron muy aguadito! ¿Lo juran?".

Juraron. La pregunta es cuántos lo habrán hecho con los dedos cruzados a escondidas.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.