• Regístrate
Estás leyendo: Coordinadores estatales: "el pulpo y el unicornio"
Comparte esta noticia
Lunes , 12.11.2018 / 19:26 Hoy

Columna de Luis Petersen Farah

Coordinadores estatales: "el pulpo y el unicornio"

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

El anuncio provocó un desfile de adjetivos. Los llamados coordinadores estatales de programas de desarrollo, nuevo perfil propuesto por López Obrador (acompañado ya en muchos casos de nombres propios), despertó los temores y enojos más escondidos.

Los partidos ya brincaron. Tacharon esta medida de maniobra política, de invasión antifederalista de atribuciones, de imposición de jefes políticos.

El panista Diego Fernández de Cevallos escribió ayer en MILENIO que con esos nombramientos, López Obrador “anulará, de facto, los resultados electorales que legitiman a los respectivos gobiernos, destinatarios constitucionalmente de los recursos públicos federales, quedando relegados por los nuevos virreyes”. Según él, esto viola flagrantemente varios artículos de la Constitución.

En Nuevo León, la coordinadora estatal de programas de desarrollo será Judith Díaz, ex senadora, ex secretaria de Promoción Política de la Mujer en el CEN del PAN, y recientemente, candidata al Senado por la coalición Juntos Haremos Historia. Personaje con buena fama.

Ella dice que se trata de un cargo técnico. Entrevistada por Javier Sepúlveda el viernes pasado, comentó que se trata de “atender toda la política social con los programas que tiene el Gobierno Federal y que a partir de diciembre van a dejar de estar divididos en delegaciones. Estos programas se concentran para darle una real atención a las personas”.

Al gobernador Jaime Rodríguez Calderón no le gustó el planteamiento del virtual presidente electo. “Imagínate que yo ponga a un representante del Gobierno del Estado en cada uno de los municipios, es una idiotez eso, una verdadera idiotez”, dijo.

Añadió que AMLO está dando chamba a aquellos que le ayudaron en la política: “Creo que él debe coordinarse con los gobernadores”.

A algunos alcaldes el nuevo juego les vendrá bien, sin duda. Se saltan un gran paso en la obtención de recursos.

Curioso. Antes los delegados eran un problema porque eran muchos. Ahora, porque será uno solo. Antes le temían al pulpo, ahora al unicornio.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.