• Regístrate
Estás leyendo: Carrera por el segundo lugar
Comparte esta noticia

Columna de Pablo Ayala Enriquez

Carrera por el segundo lugar

Pablo Ayala Enríquez

Publicidad
Publicidad

Llama la atención la enjundia con la que José Antonio Meade y Ricardo Anaya se pelean entre sí para llegar en segundo lugar, en una competencia que no ofrece medalla de plata.

Llama la atención, pero tiene sentido. No soy de los que piensa que la elección está decidida antes de la elección, ni comparto las teorías del arroz cocido. Pero AMLO lleva, hoy por hoy, una ventaja amplia que solo se escapa a la mirada de quien no quiere mirar.

Y la ventaja se amplía en la medida que entre el segundo y el tercer lugar no hay posibilidad de que alguno baje la guardia en favor del voto útil. Uno porque asegura que va arriba en las encuestas. Otro porque tiene, o dice tener, o cree tener, cierto control de los operativos del día D.

Ambos saben que no les alcanzaría por separado, pero han tomado la opción de no ir juntos. Y tienen razón. No es lo mismo llegar en segundo o incluso en tercer lugar a la meta, que abandonar el maratón. Quien abandona no solo termina derrotado, sino destrozado.

Llegar destrozado significa no poder rehacerse después de la carrera. Un partido que cede ante otro que tampoco gana, no solo se juega una elección, sino la posibilidad de hacer algún papel en la siguiente. Reconstruirse ante la derrota es más difícil si los simpatizantes tuvieron que optar por aquellos con quien nunca han simpatizado.

Un partido destrozado renuncia también a ser un contrapeso de la fuerza dominante del sexenio: renuncia a ser un perdedor reconocido, tan importante en una democracia.

Si gana López Obrador, tanto el PAN como el PRI tendrán que rehacerse frente a un espejo en el que no están acostumbrados a verse. Los partidos han recibido fuertes sacudidas en estos años, pero hasta la fecha no han reaccionado ante ellas. Quizá esta vez el PAN sea capaz de preguntarse por su identidad y por su papel como fuerza democrática centrista y el PRI por su capacidad de mantener los equilibrios republicanos. Si llegan a la meta agotados pero corriendo, lo lograrán.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.