• Regístrate
Estás leyendo: Bomberos: cuenta 834075234
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 04:53 Hoy

Columna de Luis Petersen Farah

Bomberos: cuenta 834075234

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

El fuego de la semana pasada en el centro de Escobedo incendió también al sistema de Bomberos de Nuevo León. Fue la chispa que encendió un antiguo derrame inflamable en la organización. Son ellos, los bomberos, quienes necesitan ayuda.

Casi treinta equipos básicos resultaron dañados sin remedio en el fuego del almacén de aceite. Incluyen botas, pantalones y chaquetones, cascos, visores, mangueras. Imposible repararlos. Hay que reponerlos.

Pero más allá de los trajes especializados, en realidad faltan otras cosas, no más importantes que la vestimenta y los instrumentos básicos, pero sí más caras. Faltan, por ejemplo, estaciones de Bomberos que permitan un tiempo de respuesta menor ante los llamados de auxilio.

La metrópoli crece. El factor clima ha presentado siempre un riesgo de fuego: humedad crece la hierba, la sequía la convierte en un riesgo. Pero a esto se suman ahora los riesgos de una ciudad enorme, de edificios altos y de accesos complicados. El tiempo de respuesta, es decir, de llegada a un incendio, de diagnóstico y de preparación para combatirlo, es clave. Los bomberos lo saben: la dificultad de controlar y apagar un incendio se multiplica por segundos.

Claramente falta una estación en el Sur de Monterrey, que ha crecido de forma impresionante en los últimos diez años, tanto horizontal como verticalmente, tanto en población como en agentes de riesgo y que, además, en determinados horarios queda aislado por el tráfico.

Y no es el único caso. Sin embargo, en lugar de aumentar el número de estaciones, hemos visto en fechas recientes una reducción. Ahí está San Bernabé: la central de Bomberos tuvo que ser cerrada por falta de apoyo por parte del municipio de Monterrey.

Bomberos dejó claro que no se puede seguir así. Los desafíos de la metrópoli del siglo XXI también les llegan a ellos: tecnología, número de efectivos, alcance... vaya, ser bombero no puede ya ser considerado un apostolado o solamente una obra de beneficencia. Es necesario que la innovación sea parte de la profesionalización y del corazón con el que se enfrentan al fuego y a la tarea de salvamento.

Necesitan recursos en su cuenta. Banorte 834075234. Hay que ayudar.


luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.