• Regístrate
Estás leyendo: Bipolaridad tricolor en tres actos
Comparte esta noticia

Columna de Pablo Ayala Enriquez

Bipolaridad tricolor en tres actos

Pablo Ayala Enríquez

Publicidad
Publicidad

Primer acto: El rechazo. Los diputados priistas votaron el rechazo de las cuentas públicas de sus ex gobernadores. Lo hicieron por unanimidad, junto con las otras bancadas. Desde hace dos días, cuando se votaron los dictámenes en Comisiones, lo han considerado algo histórico.

Segundo acto: Crucifíquenlos. Todos a coro, los diputados exigieron a la Auditoría Superior del Estado y a la Procuraduría estatal que actúen en contra de los ex gobernadores y de la ex alcaldesa de Monterrey, que también era parte del paquete. Igualmente les pidieron que se fueran contra los colaboradores de los tres involucrados. Los coordinadores pidieron a sus diputados que en adelante presionaran para que la tarea quede terminada, incluyendo castigos y resarcimiento de daños.

Tercer acto: Es que era muy bueno. Los diputados priistas no se pararon en la tribuna antes de la votación para rechazar las cuentas de Rodrigo Medina. Más aún defendieron, en boca de su coordinador Marco Antonio González, la gestión del ex gobernador: la seguridad y la inversión extranjera fueron, en su opinión, logros incuestionables en su sexenio.

(La bipolaridad. Según la Real Academia, en psiquiatría, bipolaridad es un “trastorno afectivo caracterizado por la alternancia de una fase maniaca y otra depresiva, o por la presencia de una o más fases sólo maniacas o sólo depresivas”).

Las señales, tan importantes en el PRI, han ido cambiando. Hace pocas semanas la orden era: “Las cuentas públicas son intocables”. Hace un par de días cambiaron a: “Rechazo completo”. Y ayer, el PRI terminó por aprobar en el Pleno algunas cuentas que habían sido rechazadas en Comisiones y que podría salvar a un par de alcaldes en funciones: “Rechazo selectivo”.

¿Cuál es la señal detrás de estas señales? Los vientos cambian. Más, en estos tiempos bipolares.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.