• Regístrate
Estás leyendo: La última impugnación del año pasado
Comparte esta noticia

Catarata

La última impugnación del año pasado

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Felipe de Jesús Cantú y el PAN, o alguna de sus migajas, no deberían impugnar la elección del 23 de diciembre en Monterrey. Pero ayer lo hicieron.

Jurídicamente, el triunfo de Adrián de la Garza es firme. Las actas están correctamente computadas y la diferencia entre el primero y el segundo lugar, si bien no es abismal, es más que suficiente.

Las quejas panistas sobre la jornada electoral son válidas como quejas, pero nada hay que se pueda convertir en una denuncia. Los inconformidades por las lonas aparecidas por la mañana del 23 en las casillas pierden validez jurídica desde el momento en que ahí hubo votación ese día.

En el caso de los candados que también aparecieron temprano en algunas casillas, sucede lo mismo: simplemente se abrieron y ya. Imposible vincular dichas acciones con el resultado final. Además, nada indica que se pueda culpar al ganador por estas apariciones.

La votación se llevó a cabo y lo único que se puede argumentar es que la gente, en proporción de casi dos a uno con respecto a la elección ordinaria, no quiso salir a votar. Y del acarreo, hay que decirlo: todos hicieron su luchita.

Todo lo demás, incluso las razones del abstencionismo, pertenece al periodo ordinario, que ya quedó zanjado por la Sala Superior y acatado por el PAN desde el momento en que aceptó participar en la elección extraordinaria.

Por eso, mucho más valor hubiera tenido para Felipe de Jesús Cantú y para su partido abstenerse de volver a participar tras la decisión de la Sala Superior.

Ahora, lo único que puede hacer es ejercer una crítica seria sobre lo antidemocrático de todo el proceso, desde el primero de julio. Una crítica de los tribunales electorales, del manoseo de los resultados, de las malas decisiones de las autoridades, de la desaparición de paquetes sin que hubiera un solo responsable... de lo absurdo de las instituciones electorales.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.