• Regístrate
Estás leyendo: La gran transformación
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 03:58 Hoy

Catarata

La gran transformación

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Primero de diciembre. En su discurso de toma de posesión como Presidente de la República subrayó: “Por eso, convoco hoy a todos los mexicanos, a las mujeres y a los hombres de todas las regiones y de todas las edades, de todos los orígenes, a ser parte de esta gran transformación”.

Habló de seguridad: “Estoy convencido de que el delito no solo se combate con la fuerza. Es imprescindible que el Estado emprenda un esfuerzo integral para reconstruir el tejido social". Añadió: “Debemos cambiar de paradigma, entender que no habrá seguridad mientras no haya justicia”.

Se refirió a la pobreza: “México ha logrado avances en diversos sectores, pero es indignante, es inaceptable que millones de mexicanos padezcan aún de hambre. Lograr que las familias mexicanas tengan un piso básico de bienestar será la prioridad, el principio elemental de mi política social. He dado instrucciones a la Secretaría de Desarrollo Social para que ponga en marcha en los próximos sesenta días la Cruzada Nacional contra el Hambre”.

Habría que preguntarse si estamos ante el eterno retorno de lo mismo. Hace seis años, el primero de diciembre, el flamante mandatario Enrique Peña Nieto pedía así a los mexicanos otorgarle el beneficio de la duda.

Ese día, festivo y eufórico, encaraba la educación. “Ha llegado el momento de la verdadera reforma”, dijo. “Habrá reglas claras y precisas, para que todo aquel que aspira a ingresar, permanecer y ascender como maestro, director o supervisor, lo haga con base en su trabajo y sus méritos, garantizándoles plena estabilidad laboral”.

También insistió en terminar con “la brecha entre las distintas regiones del país” y se comprometió a dar un “impulso decisivo a la infraestructura, para incorporar el Sur de México”.

Para revertir la enorme deuda de estados y municipios, pidió desde ese día hacer un proyecto de ley que pusiera “orden al endeudamiento de los gobiernos locales”.

Y habló de trenes. “En México volveremos a tener trenes de pasajeros para conectar nuestras ciudades... He ordenado al secretario de Comunicaciones y Transportes arrancar en 2013 la construcción del tren México-Querétaro. Asimismo, se impulsarán los siguientes proyectos: tren México-Toluca, tren Transpeninsular Yucatán-Quintana Roo, Línea 3 del Metro de Monterrey, transporte masivo de Chalco a La Paz, en el Estado de México, y ampliación del tren eléctrico de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Con alguna excepción, a este amplísimo proyecto ferroviario se lo llevó el tren. Como se llevó el tren al sexenio entero y cuanto sexenio hemos visto pasar los que tenemos una cierta edad.

¿Cuál es la diferencia entre lo que vimos ese primero de diciembre de 2012 y lo que veremos hoy? Hay quienes opinan que para Peña era la cereza y para AMLO es la raíz, que para uno era el detalle que faltaba en un exitoso país neoliberal y para otro será hacer que nazca una planta distinta. Otros dicen que la diferencia radica en quiénes serán los aliados y en el famoso apoyo del 53 por ciento.

O tal vez no haya diferencia... y volvemos a empezar para terminar igual. Dijo Peña hace seis años: “Con estas decisiones presidenciales, iniciamos el camino hacia la verdadera transformación de México”.

lus.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.