• Regístrate
Estás leyendo: Vayamos al futbol con alegría
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 07:06 Hoy

Tribuna futbolera

Vayamos al futbol con alegría

Luis Miguel Rodríguez Cruz

Publicidad
Publicidad

Ir al futbol ha vuelto a ser motivo de felicidad en la Comarca Lagunera. Siboldi y sus muchachos están haciendo las cosas muy bien. Mi humilde felicitación desde éste espacio para el Lic. Alejandro Irarragorri, quien ha sufrido (al igual que muchísimos aficionados) las calamidades de los últimos dos torneos. Las redes sociales suelen ser muy crueles y con el mandamás santista lo han sido bastante; a veces las personas que se escudan en esos cibermundos son viscerales por naturaleza. Pero ahora toca disfrutar.

Uno habla del Santos del presente y despierta sonrisas entre la gente.

El de hoy, también por naturaleza, deberá ser un partido grande. Hoy es el día en el cual el Santos debe reafirmar su seria condición de equipo protagonista del torneo. Esa reflexión me invita al impulso que me da el atrevimiento: si hoy se gana hay que empezar a pensar seriamente en el título. El Santos juega por inercia, por circuito, por entendimiento. Hay una conectividad entre sus líneas que ha desembocado en un juego atractivo y dinámico. Más allá de eso, su sistema nervioso está en el medio campo, donde todo nace.

Un cambio de actitud generalizado, la incrustación en la media de Vázquez como tarjeta de mando electrónica, la inspiración divina y goleadora de Djaniny, la ferocidad combativa de Furch que no da un sólo balón por perdido, el nivel de juego moral y de autoridad que despliega Izquierdoz, la seguridad de Orozco en el marco, combinado con una serie de ingredientes atractivos, han llevado al Santos a lo más alto.

El escenario de hoy no podría ser mejor: un TSM que estará rebosante y preparado para una nueva victoria.

Pero el aficionado debe entender lo siguiente: el equipo, más allá de lo bien que está jugando, adquiere un impulso extra si la afición lo empuja.

Y eso se requiere porque Monterrey, independientemente de sus circunstancias actuales, es de cuidado. Por eso la afición debe llevar al equipo en hombros. Si la cosa se complica y hace falta un último aliento, ese deberá ser el del aficionado. Hoy el centro de la escena regional estará en el Estadio Corona. Lo reafirmo: si hoy se gana, hay que empezar a pensar seriamente en el campeonato. Que sea un partido para el recuerdo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.