• Regístrate
Estás leyendo: ¿Se debe moderar el optimismo?
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 23:37 Hoy

Tribuna futbolera

¿Se debe moderar el optimismo?

Luis Miguel Rodríguez Cruz

Publicidad
Publicidad

Honor y reconocimiento a quien lo merece. El Santos cada vez juega mejor. Sin tener el gran presupuesto de los equipos regios o el de los capitalinos, está haciéndole un merecido homenaje al futbol. Victoria de ley en Puebla que, a pesar de haber sido por 0 - 1 el marcador, podría haber sido más abultado. Pero el Santos dictaminó las condiciones y el ritmo del partido desde el primer minuto.

Genial el violentísimo cabezazo de Furch. Simpático el Puebla que le salió respondón al Santos por momentos pero conforme avanzaron los minutos se quedaron sin argumentos para contrarrestar la afrenta verdiblanca.

Hubo un lapso de entre 5 y 7 minutos donde el Santos pareció una aplanadora, abrumando al Puebla de tal manera que poco les faltó para pedir clemencia porque no les prestaban el balón ni un ratito. El Santos, por naturaleza en este torneo, juega bien y bonito, pero cuando se decide a ir por todo, cuando está urgido, se puede volver una escuadra que mete miedo. La gente de La Laguna trae consigo una sonrisa, provocada por el buen andar de su equipo. Muchos empiezan a soñar en grande, y no es para menos; el Santos está pagando con buen futbol el cariño que la gente les está brindando.

Pero aquí es donde me viene una duda ¿qué tan conveniente será moderar el optimismo? ¿qué tanto puede soñar el aficionado? ¿es la realidad actual que vive el Santos motivo suficiente para pensar en la posibilidad de campeonato? ¿De qué tamaño es la esperanza? ¿están capacitados los jugadores para responder a semejante ilusión? Cuando uno ha sufrido durante mucho tiempo y de repente llega un subidón de adrenalina constante que te invita a la ilusión, a volver a creer, es en ese instante en que te sientes capaz de lograrlo todo.

La Laguna vive en ese contexto. Se vale, se disfruta y se agradece. La respuesta a las preguntas anteriores es que sí, que deben soñar, porque el equipo no da margen de error y parece que cada vez juega mejor. El norte vuelve a tener un mandamás, el de siempre, el que se vio opacado por los millonarios de más al norte, pero que al día de hoy está levantando la mano para recuperar lo que siempre ha sido suyo: el mando del norte del país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.