• Regístrate
Estás leyendo: En la oficina y en la cancha
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 05:56 Hoy

Tribuna futbolera

En la oficina y en la cancha

Luis Miguel Rodríguez Cruz

Publicidad
Publicidad

En la oficina se puede tener el mejor sistema organizacional, los mejores procesos y empleados de nacionalidades diversas con grandes curriculums. Pero si todo ese conjunto no decide bien, todo se viene abajo. En la cancha se puede tener a los jugadores más talentosos y con las mejores cualidades, pero si no quieren correr todo se derrumba y lo demás no tiene sentido. Un poco peor (y como es el caso con el Santos): si los de la cancha no tienen talento ni ponen esfuerzo y corren a 10 km por hora… la pelota jamás va a entrar. Las palabras del presidente del Santos fueron una fiel radiografía de lo que sucede.

Reconoce que se hicieron mal las cosas y que la credibilidad para con la afición se perdió.

Pero ahondó todavía más al asegurar que los jugadores perdieron la confianza para con el aficionado. Que el Santos de los 20 empates va más encaminado a desligar esa identidad para con La Laguna que a fortalecerla. Habló de dinero perdido, desperdiciado, tirado.

Que a los jugadores se les leyó la cartilla y que si no regresan comprometidos el 5 de diciembre mejor no vuelvan. La verdad yo sí regresaba sabiendo que tengo un jugoso sueldo aunque juegue mal. Aquí la pregunta es: ¿y si cuando regresen continúan jugando igual? ¿entonces los van a despedir sobre la marcha?

Vi recientemente un video donde el presidente de Rusia, Putin, visita por sorpresa una fábrica/empresa de su país en donde el manejo directivo era pésimo. Putin reúne a todo la cúpula de directivos en la sala de juntas y tras echarles en cara su “incompetencia y avaricia”, les ordena (obligatoriamente a fuerzas) que firmen un documento donde la fábrica se “reinicia” y les dice que “cambiaremos esta fábrica y lo haremos sin ustedes”. Inclusive un magnate petrolero que formaba parte de la directiva quiso pasarse de listo y no firmó; al notar Putin la ausencia de la firma le obliga a que la estampe. Fin de la historia. Moraleja: que sirva de ejemplo lo que hace (para muchos. Me incluyo) el hombre más poderoso del mundo.

La llegada de Cufré es una buena estrategia… puede ser el relevo cantado en caso de que el buen Siboldi no la arme… como muchos ya prevemos que sucederá. Sencillo: sentó (o castigó) a buenos jugadores para poner en el campo gente poco eficiente. Me agrada la llegada de J.J. Vázquez, tiene grandes cualidades y gran disparo, pero me gustaba más Gael. Al Santos deben “resetearlo”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.