• Regístrate
Estás leyendo: El imperio de la incertidumbre, Ayotzinapa
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 03:37 Hoy

Opinión

El imperio de la incertidumbre, Ayotzinapa

Luis Lozada León

Publicidad
Publicidad

Ante una verdad histórica, una respuesta perturbadora, el reporte de la comisión lanza dudas sobre los motivos y los responsables de la desaparición, nada nuevo de lo que hay en el expediente, sólo visto con otra lupa diferente y el desmentido de la incineración de los muchachos en el basurero Cocula, nos seguimos preguntando ¿Dónde están los estudiantes? A propósito del informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes en el cuál señala que hubo omisiones en la investigación, pero no menciona que ni los padres de familia ni su vocero ni los más de los cien sobrevivientes tardaron ocho meses en declarar porque se negaban a hacerlo, hay que recordar que sólo fueron ocho los normalistas que declararon en octubre de 2014 cuando la PGR atrajo para sí el caso y algo más, la misma fuente asegura que integrantes de las ONG que coadyuvaron en la investigación oficial, admitieron en corto que habían reconocido a 5 normalistas desaparecidos a partir de los videos que contienen las declaraciones de los detenidos por el caso, pero en público lo negaron.

Confieso ante ustedes mis estimados lectores el desconcierto que me produjo la convicción del GEIE de la CIDH, en el sentido de que los 43 de Ayotzinapa no fueron incinerados en el basurero de Cocula como lo estableció la versión oficial apuntalada por expertos de la UNAM.

Se torna imperante la pregunta, si realmente no fueron incinerados en Cocula, ¿en donde carajos están?, lo que me hace recordar la versión de Solalinde quien fue el que adelantó la versión de que fueron eliminados.

El padre Alejandro Solalinde dijo aquel viernes 17 de octubre de 2014 que los estudiantes están muertos y que incluso algunos fueron quemados vivos, de acuerdo con el testimonio que recibió por parte de dos personas.

"Estaban heridos, y así como estaban heridos, los quemaron vivos, les pusieron diesel. Eso se va a saber. Dicen que hasta les pusieron madera, algunos de ellos estaban vivos, otros muertos". Solalinde deberá declarar.

Hasta que el GIEI recogió testimonios y revisó el expediente, encontró que había cinco autobuses y no cuatro, solicitó el video de la noche del 26 de septiembre de 2014 y confirmó la existencia del quinto autobús.

En la investigación de la PGR se consignó que los normalistas se desplazaron en cinco autobuses en Iguala, pero luego sólo se habló de cuatro vehículos, el quinto autobús al parecer estaba ya preparado, es decir, con la droga escondida para su trasiego a Chicago, que la Procuraduría atenuó este hecho para no criminalizar más a los estudiantes, pero si se profundiza en este aspecto se sabrá quien dio la orden a los estudiantes de ir a Iguala.

Nadie va a quedar satisfecho, más aún cuando acecha la teoría de la criminalidad latente, es decir la transformación del delito en una sociedad específi ca como lo es la que vive en la alta montaña de Guerrero.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.