• Regístrate
Estás leyendo: El espectáculo del multifacético “dedo” de Morena
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 07:22 Hoy

Opinión

El espectáculo del multifacético “dedo” de Morena

Luis Lozada León

Publicidad
Publicidad

El jueves pasado fue elegida para el cargo de coordinadora de Morena de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum, lo que eventualmente la convertirá en la candidata a Jefa de Gobierno.

En verdad, me he quedado anonadado de ver el autoritarismo, el egocentrismo, lo tirano, lo totalitario y demás adjetivos que usted quiera agregar de Andrés Manuel López Obrador, haciéndoles creer a casi tres millones de morenos mexicanos, que por medio de encuestas, que nadie supo, ni nadie sabe y que no se sabrá, disimula el gran dedo elector, dejando de lado a personajes como Ricardo Monreal o Mario Delgado, que en otras encuestas resultaron ganadores y obligándolos, además, a reconocer que fue acertadísima la metodología del clásico dedazo.

Define el diccionario de la Lengua Española el término “dedazo”: “Acto por el cual, sin tomar en cuenta las formas democráticas, se designa a una persona para un cargo público o para contender en una candidatura”. Esta connotación se deriva del ademán de señalar con el dedo cuando se elige a alguien.

Pero en el caso que nos ocupa, como buen mesías que es, el dedo de Andrés Manuel es un dedo flamígero, es un dedo que acusa, que salva, que purifica, un dedo demoscópico como dice Aguilar Camín, pero su más importante función es la de dar atole con el ídem a los mexicanos, en especial a todos aquellos que fielmente creen en él.

Cómo se sentirá la plana mayor de Morena en Puebla, encabezada por Biestro y demás consejeros estatales, quienes hicieron toda la faramalla para sacar al futuro candidato a gobernador, perfilándose por supuesto el ahijado de Manuel Bartlett, y de bote pronto aparece como el candidato de Andrés Manuel el ciudadano Enrique Cárdenas, ex rector de la UDLAP, con el que con anterioridad había platicado y planeado la forma de cómo aplacar a los advenedizos y chaqueteros del PRI y del PRD, saliéndole una jugada que, como dicen en el argot beisbolero, tanto le gusta a Andrés, un “squeeze play”.

Incluso, el mismo ex rector de la Universidad de las Américas Puebla reconoció que el Consejo Estatal de Morena ya eligió a tres perfiles, donde uno de ellos podría ocupar la Coordinación Estatal de la Organización, pero remarcó que “hay chance” de que la dirigencia nacional “lo mida” en la encuesta para definir este cargo, que como ya hemos mencionado es la antesala de la candidatura al gobierno de Puebla.

En nuestro siempre ocurrente país, el pueblo, las clases populares han usado el término “dedazo” como una forma popular de burla y protesta hacia los políticos mexicanos y las características autoritarias del régimen surgido de aquellas malas mañas acuñadas por el Partido Revolucionario Institucional, no cabe duda que el creador de su himno, rebasó a su progenitor en eso que coloquialmente llamamos el dedazo.

Como habíamos anticipado la semana pasada, en Puebla no se llegó a un acuerdo y, también, se elegirá candidatos por encuestas, como ésta.

Encuestas que parecen secretas, de las cuales se desconoce su metodología y su aplicación y, tal vez, algún día las harán públicas, pero será sólo con el fin de neutralizar a los inconformes.

Por qué no de una vez aquí en Puebla, que gozamos de cierto prestigio político cultural, nos dejamos de farsas, de simulaciones y empezamos a preparar una gran taza de atole, para ungir como el gran elector el dedo de López Obrador.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.