• Regístrate
Estás leyendo: UAEM, primer capítulo
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 15:54 Hoy

Mirada en la red

UAEM, primer capítulo

Luis A. Guadarrama Rico

Publicidad
Publicidad

En el recuento del 1er informe de labores del rector Alfredo Barrera Baca, aparte de colocar en la palestra a la comunidad universitaria, puso a la vista el sello con el que quiere ser identificado en la gestión que lidera. En torno a cada una de las funciones sustantivas que se cultivan en la máxima casa de estudios, se ha propuesto colocar un "para qué" o un "hacia dónde".

En docencia ha planteado: Educar a más personas con calidad. Se sabe que en el país y la entidad estamos en deuda con la cobertura en nivel medio superior y superior.

Hay que llegar a más jóvenes para que continúen con su preparación, pero siempre velando por la calidad educativa ¿Quién lo va a discutir?

El asunto es que ello está ineludiblemente ligado al incremento presupuestal, tanto federal como estatal y, en menor medida, pero necesarios, a los ingresos propios y la racionalización de los gastos.

Para educar a más personas hay que resarcir el déficit presupuestal que durante los últimos 35 años se ha acumulado en la UAEM.

A lo largo de más de tres décadas, en distintos municipios de la entidad se han creado distintos espacios educativos, licenciaturas y posgrados; la cobertura se ha elevado.

El rector reportó más de 80 mil estudiantes en 20 municipios.

Parece una insolencia y falta de tacto plantear que cada vez que se abre un nuevo espacio educativo, una preparatoria, carreras profesiones o posgrados, irremediablemente iniciará –de ahí en adelante—un presupuesto que semestre a semestre aumentará exponencialmente.

Colocar primeras piedras o dar por inaugurado con bombo y platillo nuevas instalaciones educativas es relativamente sencillo, si de fotos y placas se trata.

Pero concebir la labor educativa en términos de personal docente, directivo y administrativo que al paso del tiempo no solamente crecerá porque más aulas se van llenando año con año, sino que verlo en términos de merecidas prestaciones como aguinaldos, pagos de antigüedad, ascensos en categorías laborales y otros egresos, es un aspecto inquebrantable en toda institución o empresa.

A todo lo anterior hay que adicionar gastos en mantenimiento, reparaciones y actualización de equipo.

Pero de eso, pocos políticos o candidatos quieren hablar porque parece que el largo plazo está fuera de sus cálculos o intereses.

Seguiré...

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.