• Regístrate
Estás leyendo: El activista borra más de Facebook
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 09:53 Hoy

Se descubrió que...

El activista borra más de Facebook

Luis González de Alba

Publicidad
Publicidad

Investigación de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad de Tel Aviv nos recuerda que "dejar la política en la puerta cuando se habla con amigos es una buena regla para mantener amistades". En México añadimos la religión como fuente de conflicto entre amigos. No es verdad. Al menos en mi caso y el de mis amigos, viejos y nuevos, la política nos une y la religión, su rechazo, también. Supongo, sin investigación alguna, que hay la corriente opuesta: la selección de los similares y el alejamiento de los distintos.

Pero el equipo de Israel parte de la regla citada y comenta que no se puede dejar la política en la puerta cuando es una puerta virtual como en Facebook. "Cuando conflictos grandes y con importancia política se desarrollan en tiempo real por internet, comentarios y grandes ademanes parecen ser la norma. Pero ¿tiene esto en realidad un papel en que la gente borre sus amistades en línea?" Antes de seguir leyendo respondo que sí.

El estudio publicado en el Journal of Communication por investigadores de las universidades citadas "encontró que durante el conflicto de 2014 entre Israel y Gaza, un 16 por ciento del grupo en estudio borró amigos de Facebook a causa de comentarios políticos".

Nicholas John y Shira Dvir Gvirsman "condujeron una encuesta en línea entre usuarios israelíes de Facebook del 3 al 7 de septiembre de 2014, entre una semana y diez días del cese el fuego el 26 de agosto. Tomaron una muestra representativa de la población israelí con 1,103 participantes. Se les preguntó acerca de su actividad política, extremismo ideológico y actividad en Facebook durante el conflicto".

Resultó que el 50 por ciento de los participantes estuvieron "más activos en Facebook durante ese período y un 16 por ciento borró amigos o dejó de seguir amigos por razones políticas. Los usuarios que borraron a otros tenían mayor posibilidad de estar en un extremo ideológico y de apoyar menos la libertad de expresión".

Bueno... también es que bajo el amplio techo de la libertad de expresión no puede cobijarse el insulto soez o los negacionistas del sida, los enemigos de las vacunas. No, no tienen libertad de expresar eso en una página mía.

Los datos también mostraron que los participantes con más amigos en Facebook era más verosímil que borraran, lo cual indica que tener una mayor cantidad de lazos débiles permite borrar a más amigos.

"Los participantes borraron a otros por tener puntos de vista diversos a los suyos. Ya sabemos que Facebook y motores de búsqueda nos alimentan con resultados cortados a nuestra medida. Al borrar amigos contribuimos por filtrado a formar cámaras de eco y burbujas. Más aún, estos hallazgos sugieren que la gente más dada a borrar es más joven, más políticamente activa, más activa en Facebook, tiene montones de Face-amigos, y tiene puntos de vista más extremos: es gente importante en las discusiones en línea".

El equipo israelí descubre el hilo blanco (el negro es más difícil) porque no hay novedad. Y pierde matices. En mi caso he desesperado Face-amigos con gran cercanía política al verme discutir con un terco al que le resbalan los argumentos. Siempre digo que tengo espíritu redentorista, misionero, y no pierdo la esperanza de llevar un alma a la verdad sino luego de horas y derrotado más bien por cansancio. Me han preguntado por qué lo hago y siempre respondo "porque ahora mismo no tengo nada más qué hacer". Pero también porque aparecen vislumbres en la contraparte, una luz débil...

Pero conmigo son menos indulgentes. El 29 de noviembre pasado se cumplían años de que la ONU reconociera la existencia de Israel y Palestina en 1947, así que subí el himno de Israel HaTikvá (la esperanza), su bandera y fragmentos de cine maravilloso como La Burbuja y Josie y Jagger. Me borraron como 60. Y alguien intentó cambiar mi contraseña, según me previno Facebook.

No borro por diferencias políticas, sólo por insultos y vulgares, sin imaginación. A veces ni lo tomo a mal: luego de un par de horas de intercambios, un oponente me concedió: Defiendes bien tus posiciones, desquitas con creces lo que te paga la Presidencia...

Cuento: El vino de los bravos (y unos tequilas), Planeta.

www.luisgonzalezdealba.com
Twitter: @LuisGonzlezdeA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.