• Regístrate
Estás leyendo: “¿Por qué se levanta la Mujer?”
Comparte esta noticia

Panóptico

“¿Por qué se levanta la Mujer?”

Luis García Abusaíd

Publicidad
Publicidad

La mujer es esencia germinal de vida incandescente. Su generoso vientre nos alumbra. Y nos abraza para asegurar también nuestra vida emocional y espiritual. Su fuerza maternal se desdobla y multiplica a través de nuestras abuelas, tías, hermanas, amigas, novias, esposas, hijas y nietas. Ellas son la savia misteriosa que nutre y da significado a nuestro existir.

Las tornamos divinas y virginales para pedir su protección. Las idealizamos en poemas y canciones. Y les recitamos y cantamos estrofas de amor. Pedestales faltan para hincarnos ante ellas. Quisieramos congelarlas como estatuas de virtud y de pudor para afirmar nuestra masculinidad sin cortapisas. 


Por ello, no toleramos su inteligencia, su sensibilidad y su sensualidad para ser diferentes a nuestras expectativas de hombre afirmado por una sociedad hecha a nuestra imagen y semejanza. Nos abruma sentirlas libres de nuestro yugo y capaces de sobrevivir sin nosotros. 


Por ello, “les disparamos palabras”. “Les cortamos los ojos”. Las “matamos con nuestro odio”. Y a pesar de todo, como el aire, ellas se levantan una y otra vez. Para castrar nuestro machismo exacerbado por la publicidad y sexualidad baratas de una sociedad enferma de vida; esforzada por mirarlas como mercancía para el mejor postor.

Es cierto, la violencia letal surgida del conflicto entre las fuerzas del Estado y el crimen organizado se ha vuelto crónica y normal. La hemos internalizado en nuestro ser social y la hemos vomitado contra las mujeres. 


Empero, a cada machetazo infligido por un hombre apocado y temeroso, se levanta una mujer “oceánica; impetuosa y extensa. Fluyendo embravecida, soportando la marea. Dejando atrás noches de espanto y miedo. Levantándose en un día asombrosamente claro, con los talentos que sus ancestros -mujeres- le dieron. Porque ella sabe que es el sueño y la esperanza de sí misma. Y, de manera paradójica, también lo es, de la otra sociedad por nacer desde su amoroso e infinito vientre.

Por eso se levanta la mujer. 


canekvin@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.