• Regístrate
Estás leyendo: “¡Payasos Diabólicos! ¡Al Ataque!”
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 17:00 Hoy

Panóptico

“¡Payasos Diabólicos! ¡Al Ataque!”

Luis García Abusaíd

Publicidad
Publicidad

Este domingo, sabedor de la derrota del Santos ante el Pachuca, empecé desde temprano a embrutecerme.

Ese día, mi estómago recibió decenas de gorditas de La Pestaña, lonches mixtos del Popochas; y litros de cerveza, sotol y bacanora. Llegó el partido, lo vi, y no supe el resultado.

Esa noche, las pesadillas fueron terribles. Me vi en el décimo círculo del infierno habitado por payasos ladrones y violentos. Ahí estaban, mirándome con muecas siniestras y colores distorsionados; Gacy el Esquizoide, el Muñeco Krusty y Mister Jingles, entre otros.

Los dos últimos amarraron mis manos y pies a una silla de acero; mientras Gacy babeando, me susurraba al oído: “Si te asustaste con nosotros. Prepárate para la pasarela del terror. Empezamos con “el cumbianchero del pánico”.

Aparece un payaso bailando “la Cumbia Sampuesana” con rostro de Israel Puente, presidente del Partido Joven que impulsaría en 2017, las candidaturas de su jefe Humberto Moreira (Diputado Local), Ramón Oceguera, junior (alcalde de Ramos Arizpe) y José Agustín Lobo (alcalde de Arteaga), entre otras. El payaso agitaba un letrerito que decía: “Pura gente Naisss”.

Sudando frío, cerré los ojos, pero Krusty puso palillos de dientes para que los mantuviera abiertos y viera a un payaso cuya cabeza rotaba para que aparecieran los rostros de Chilo López, Luis Fernando Salazar y Memo Anaya. Vestían como Gobernador, acompañados de oleadas de inseguridad pública, falta de inversión y empleo en los 38 municipios de Coahuila. El letrerito del payaso era: “Aunque traigo un look muy trucutú, este año, sin falta, encarcelo a los culpables de ‘la megadeuda’”.

Sudoroso, entre carcajadas aterradoras y con los párpados sangrantes, miro otro payaso que sonreía sin dejar de llorar, inconsolable. Portaba una desteñida gorra con el logo del PRI y arrastraba una matraca rota. Su letrerito decía: “¡Y pensar que siempre fui el alma de la fiesta! ¡Buuaaa!”

En ese momento desperté, y por pavor no me volví a dormir; aunque esas terroríficas imágenes me persiguen hasta hoy.



canekvin@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.