• Regístrate
Estás leyendo: “Osorio y la Fortuna”
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 15:57 Hoy

“Osorio y la Fortuna”

Publicidad
Publicidad

Prólogo

Miguel Osorio mira las estrellas desde la Barranca de Tepeyahualco, Hidalgo; y se imagina Presidente de la República.

Coro
Golpea y hiere la fortuna Miguel, hasta doblegarla. Estás obligado para sentarte en la Silla del Águila.

Episodio 1
Osorio integró Seguridad Pública a la Secretaría de Gobernación. Asumió la responsabilidad de liderar los amarres del Pacto por México con sectores reacios a aceptar las reformas estructurales derivadas del mismo. Como la CNTE, por ejemplo. Pretendió abarcar todo, para reducir la capacidad de maniobra de sus adversarios; Luis Videgaray y Manlio Fabio Beltrones. Y utilizó la Secretaría de Gobernación como plataforma personal para consumar ese destino marcado por las estrellas hidalguenses.

Coro
Se repite…

Episodio 2
La fortuna se muestra esquiva y voluntariosa. Miguel es incapaz de domesticarla. La seguridad de los mexicanos sufre: Enrique Peña Nieto acumuló 114 mil 061 asesinatos hasta octubre de 2017 (INEGI y SNSP: 2017).

6 mil 874 ejecuciones separan al mandatario priista para alcanzar el mismo número impuesto por Felipe Calderón.

Las reformas estructurales cayeron en el precipicio para quedar aislado en el Gabinete peñista: Ninguna prosperó, mientras sus enemigos crecieron en número y poder. En el fondo del abismo yacen la Energética, Judicial, de Telecomunicaciones y Educativa.

En su afán por domar la recelosa fortuna, Osorio impulsó la salida de Videgaray de la Secretaría de Hacienda, al dejarlo sólo frente a Trump; e indujo el fracaso de Beltrones en las elecciones de 2016.

Coro
Se repite…

Episodio 3
Las estrellas hidalguenses desaparecen; mientras la huidiza fortuna sonríe a lo lejos: José Meade es el ungido.

Resentido, Miguel filtra información a las autoridades chihuahuenses para fastidiar a Videgaray, Beltrones y Meade. Envía su Partido Encuentro Social a Morena. Y trabaja para erosionar la candidatura de Meade con la complicidad de la mayoría de los 20 gobernadores priistas.

Éxodo
En política, la evasiva fortuna premia a los audaces, pero leales. Miguel Osorio fue osado. Nada más.


canekvin@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.