• Regístrate
Estás leyendo: “México Bárbaro (recargado)”
Comparte esta noticia

Panóptico

“México Bárbaro (recargado)”

Luis García Abusaíd

Publicidad
Publicidad

¿Es diferente el México descrito por el periodista JK. Turner antes de la Revolución Mexicana, al que vivimos hoy? No. El corazón de la esclavitud, de la represión, del exterminio, de la pobreza y de la matanza de aquella época, es el mismo; porque procede de fuente común: La violencia ejercida por el Estado mexicano, por declaración u omisión. El recordatorio es puntual, desde las matanzas de trabajadores en Cananea (1906) y Río Blanco (1907); de estudiantes en Tlatelolco (1968) y la marcha del Jueves de Corpus (1971); de campesinos en Aguas Blancas (1995) y El Charco, Guerrero (1998); de indígenas en Acteal (1997) y de migrantes en el Valle de San Fernando, Tamaulipas (2010 y 2011). ¿Y las 121 mil 683 muertes violentas paridas durante el sexenio de Felipe Calderón? O, las 26 mil 121 personas desaparecidas durante su período.Estas matanzas y desapariciones poseen un sello común: La capacidad del Estado mexicano para ejecutarlas, o la incapacidad del mismo para evitarlas. ¿De dónde surge su incapacidad para proteger y salvaguardar nuestra seguridad física y patrimonial? Edgardo Buscaglia puntualiza que “México es un país cuyos controles del Estado han colapsado desde hace años, a nivel municipal, estatal y federal”. Hoy tenemos, continúa, “a un Presidente, Enrique Peña Nieto, como un coordinador más de este descontrol político, de este pacto de impunidad que fue coordinado por Calderón en su momento; hoy, aunque cambiaron los rostros, el horror es el mismo”.Calderón le heredó a Peña Nieto,“una corrupción generalizada y desorganizada que ni el Estado puede controlar. En la cual, pedazos del Estado han caído en manos de delincuentes, gobernadores, empresarios y policías”, cómo son los casos de Michoacán, Tamaulipas, Morelos y Guerrero. De esta manera, “el Estado pierde su capacidad para controlar el comportamiento de sus funcionarios, (y éstos) van formando feudos pequeños en cada estado o municipio, que ya no responden a nada”, excepto a la corrupción.Cuando esos “controles políticos e institucionales colapsan, surgen masacres (mezcladas con) grandes casos de desvíos de fondos, a nivel federal, estatal y municipal” arropados por la impunidad. La matanza de Ayotzinapa es un síntoma del desmoronamiento de un sistema que funciona de manera descontrolada, porque así conviene a los intereses de los actores de la élite política y económica del país.O, ¿qué incentivos tienen éstos, para establecer controles judiciales, patrimoniales contra la corrupción, cuando “México es un gran negocio político y empresarial que requiere del colapso de estos mecanismos de control para funcionar de acuerdo a sus intereses”?Hoy, el corazón del México Bárbaro previo a 1910 es el mismo, porque continúa la violencia ejercida por el Estado mexicano, por declaración u omisión, en contra de la gran mayoría de los mexicanos.


canekvin@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.