• Regístrate
Estás leyendo: “¿#JusticiaPara Mara?: 3 actos”
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 10:10 Hoy

Panóptico

“¿#JusticiaPara Mara?: 3 actos”

Luis García Abusaíd

Publicidad
Publicidad

Primer acto


La madrugada del viernes 8 de septiembre, Mara Fernanda de 19 años fue secuestrada, violada y estrangulada por Ricardo Alexis, chofer de Cabify, de 21 años de edad, en el Motel del Sur. El viernes 15, apareció el cuerpo de Mara, sin vida, en un paraje de Santa María Xonacatepec, municipio de Puebla.

2 días después, miles de personas salieron a las calles para repudiar su asesinato en 11 estados de la República: Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Veracruz y Yucatán. Sus protestas exigieron también, decretar la alerta de género a escala nacional.


Segundo acto


¿Podemos como hombres mexicanos decir, #JusticiaParaMara?

¿Tenemos la capacidad para expresarlo desde el corazón, cuando hemos sido educados en una sociedad patriarcal hecha a imagen y semejanza del hombre?

¿De dónde podemos extraer la capacidad de empatía profunda para sentir la muerte de Mara, tornada rutinaria en las miles de mujeres arrancadas de tajo en nuestro país, cuando fuimos educados para relegarlas a un segundo plano?

¿Cómo comprender a Mara, si nuestras autoridades las vuelven invisibles, al no llevar un registro de sus tantas muertes, a pesar de que México está ubicado entre los 25 países con la mayor tasa de feminicidos en el mundo? La estimación más cercana, pero tímida, arroja 4 mil 306 muertes de 2006 a 2012.

¿Cómo abrazar a Mara, cuando “9 de cada 10 casos de violencia sexual no son reportados a las autoridades”; porque al hacerlo, las victimizamos de nuevo y las culpamos por tentar los instintos salvajes e incontrolables del hombre?

¿Cómo llorar a Mara, cuando bien sabemos que la violencia contra las mujeres –que bien pueden ser nuestras hermanas, madres, esposas o hijas- rara vez recibe castigo? En 2015, “sólo 201 reos por el delito de feminicidio, de 542, había recibido sentencia”.


Tercer acto


Simone de Beauvoir tuvo razón:

“El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres”. Por ello, nosotros los hombres mexicanos, no podemos decir

#JusticiaParaMara.


canekvin@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.