• Regístrate
Estás leyendo: “Gonzalo o la Mezquindad”
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 20:53 Hoy

Panóptico

“Gonzalo o la Mezquindad”

Luis García Abusaíd

Publicidad
Publicidad

Primer acto

“Entran dos tipos vestidos de rojo, que en sus playeras decía ‘Normal de Ayotzinapa’: uno de ellos traía una garrafa con gasolina y comenzó a rociar una bomba expendedora de gasolina, aunque ya estaba cortado el suministro.

“Este muchacho depositó la garrafa en la parte superior de la misma bomba y de su pantalón extrajo unos cerillos. Le gritamos que no fuera a prender fuego, pero él hizo caso omiso y le prendió fuego a la bomba”.


Segundo acto

Al ver el fuego, Gonzalo tomó un extinguidor de su oficina y corrió para apagarlo, sin percatarse que “los estudiantes habían dejado la garrafa con gasolina encima de la bomba. Ese tambo estalló al avivarse el fuego, bañó todo su cuerpo y se produjo una explosión que lo lanzó por el aire dentro de una bola de fuego”. Gonzalo aspiró lumbre y aire a altas temperaturas quemando sus órganos internos.

Su sacrificio evitó que 100 mil litros de gasolina almacenados en los tanques subterráneos estallaran. Con ello, evitó la muerte de cientos de personas. Después de una dolorosa agonía, falleció.

Tercer acto

El intelectual Luis González de Alba, acaecido el pasado 2 de octubre, promovió la candidatura de Gonzalo para la Medalla Belisario Domínguez que se entrega a “hombres y mujeres de excepción cuya actividad pública los ha distinguido por su entrega al servicio de México, al enaltecimiento de la sociedad y a la defensa de los mejores valores”.

La propuesta fue respaldada en el Senado por 75 votos a favor, tres en contra del PT y 8 abstenciones del PRD. El PT y el PRD no estuvieron de acuerdo porque esa decisión “criminalizaba a los estudiantes responsables de iniciar el incendio en la gasolinera”.

Abrazados a este dictum políticamente correcto, los otros candidatos a la presea, Pablo González Casanova, Alejandro González Iñarritu y Emmanuel Lubezki no abrieron la boca para solidarizarse con Gonzalo y su merecido reconocimiento.

A todos ellos, la mezquindad les quemó desde dentro la inteligencia y el corazón. Sin embargo, la nobleza heroica del anónimo Gonzalo los perdonó.


canekvin@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.