• Regístrate
Estás leyendo: “El Miedo de EPN no anda en Burro”
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 06:57 Hoy

Panóptico

“El Miedo de EPN no anda en Burro”

Luis García Abusaíd

Publicidad
Publicidad

“El populismo es la

adulteración de la democracia”.

Enrique Krauze


En su Tercer Informe de Gobierno, Enrique Peña Nieto, utilizó “los números que aparentan exactitud pero carecen de sustancia”, las 28 de 266 promesas de campaña incumplidas, el infaltable decálogo, las ineficaces reformas estructurales y el desplome del crecimiento del país, para arremeter, al final de su discurso, contra “gobiernos populistas y demagogos, surgidos de crisis internas, que alientan encono, discordia, retroceso y división en su sociedad”.

“Después de dos horas de ejercer la demagogia”, Luis Villoro lo precisa, “Enrique Peña Nieto criticó la demagogia”. Sin ironía de por medio, el gobierno del presidente, está creando las condiciones para que los electores opten por una alternativa populista en 2018.

La reciente encuesta de Parametría (31-08-2015), nos ofrece esta realidad: El 63% de mexicanos opina que el mandatario ha hecho menos de lo que se esperaba. El 57% desaprueba la manera como realiza su trabajo.

La desaprobación también se extiende a las áreas de gobierno. De las 15 áreas que muestra la encuesta ninguna obtiene calificación aprobatoria.

Las mejores evaluadas son salud (36%), educación (35%), carreteras (32%) y promoción del turismo (31%).Las peores evaluadas fueron las de generación de empleos (58%), combate al narcotráfico (56%), combate a la delincuencia (55%) y combate a la pobreza (55%).

En el aspecto económico, el 57% de los mexicanos considera que la economía del país ha empeorado en el último año. En cuanto a la situación económica personal, el 53% indica que su situación empeoró.

En cuanto a seguridad, la mayoría de los mexicanos considera al país más inseguro a nivel local, estatal y nacional. El 90% de los encuestados consideran al país inseguro. El 65%, coincide con esta percepción, en el ámbito estatal, mientras que a nivel locales del 53%.

Si la realidad de México continúa por este camino, las pesadillas de Enrique Peña Nieto, durante el cierre de su sexenio, tendrán nombre y apellido: Andrés Manuel López Obrador y Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón. Y, además, tendrán apodo para no confundirlos: El Peje y el Bronco.

Por ellos, el miedo del Presidente, no anda en burro.M


canekvin@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.