• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-06
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 07:09 Hoy

Panóptico

2017-09-06

Luis García Abusaíd

Publicidad
Publicidad

La Suprema Corte de Justicia validó la ley #SinVotoNoHayDinero, impulsada por el Diputado Local Pedro Kumamoto, para reducir en un 65-70% el financiamiento a partidos políticos en Jalisco; el ahorro será de 550 millones de pesos en los 3 años de entrada en vigor de dicha reglamentación (2019-2021).

La premisa de la Ley es sencilla: “El dinero que los partidos reciben de los institutos electorales, dependerá del número de personas que convencen para votar y no por el número de ciudadanos inscritos en el padrón electoral”.

El sentido común obliga a pensar que los partidos se verán forzados a profesionalizar a sus militantes para persuadir a los electores los 365 días del año; y con ello, ganar mayor representatividad y legitimidad entre los votantes. Claro, con mecanismos que les exijan una rendición de cuentas estricta y eliminen el financiamiento privado e ilícito.

Contra este sentido común, emergen los Consejeros del INE, Benito Nacif y Ciro Murayama, quienes aseguran que “esta iniciativa llevaría al abstencionismo o a la baja participación electoral, porque ‘sin voto no hay dinero, (pero) sin voto no hay democracia”.

Bajo su falta de sentido común, aflora la percepción de los partidos como “tragones de dinero público sin remedio” y “güevones incapaces de sacar el chivo por sí mismos”. Desde su visión fatalista, ellos asumen que la democracia sólo se sostiene con carretadas de dinero sin fin, tragadas por una glotona y mostrenca partidocracia. De la cual, ironía, el INE y los dos Consejeros son su apéndice.

Pero no dejan de tener razón. Al escuchar “el aval de la Suprema Corte que otorga una libre decisión a los estados para configurar el financiamiento a los partidos políticos”, aparecieron aplaudiendo los mismos fariseos que impidieron la aprobación de la Ley Kumamoto en el Congreso Federal: Federico Döring (PAN), Francisco Martínez (PRD) y César Camacho (PRI).

Hoy, “los Congresos locales pueden tomar la batuta. Se acabaron los pretextos”. ¿Podrá un Congreso de oposición en Coahuila implementar esa Ley? Veremos y diremos.


canekvin@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.