• Regístrate
Estás leyendo: Un laberinto llamado Kia
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 14:47 Hoy

Ciencia y política

Un laberinto llamado Kia

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

¿Y los coreanos qué culpa tienen?

En el sexenio anterior había un ansia por atraer inversión, y los coreanos escogieron a Monterrey para ubicar una planta que daría empleo directo a miles de habitantes. El gobernador y sus colaboradores, igual que se hace en todos los estados, les dio facilidades, algunas quizás ilegales, por lo que queda la duda sobre si algunos pillos aprovecharon información privilegiada, aunque el objetivo era muy claro.

Como resultado de esa gestión, ahora han aparecido colaterales, que han propiciado que el gorila de la anticorrupción, acompañado del simpático, afable y buen hombre que es Aldo Fasci, los aprovechen para enjuiciar al ex gobernador y a muchos de sus colaboradores, pobres borreguitos que sólo recibieron instrucciones.

Gracias a Turner, El Bronco encontró un laberinto de irregularidades, y como al gobernador le interesa el futuro, ha dicho que ya no quiere inversiones automotrices en nuestra entidad, olvidando que los carros se pueden construir para que vayan a contaminar a cualquier otro estado, es decir, en contra del diario Wall Street y a favor de Trump (el idiótico que quiere ser presidente de Estados Unidos). Jaime declaró en la Conago que ya no quiere automotrices, porque está rodeado de asesores que tienen miedo de decirle la verdad, pero debe recordar lo que dice en la Biblia: "La verdad os hará libres".

luisetodd@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.