• Regístrate
Estás leyendo: Modificar la Reforma Educativa
Comparte esta noticia

Ciencia y política

Modificar la Reforma Educativa

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

“Aprovechar lo bueno y darle dignidad a un maestro, como prioridad”

Desde hace muchos años, los esfuerzos para hacer una reforma educativa están siempre presentes en los planes de los gobiernos, pero los problemas más serios que nos han impedido avanzar son aquellos derivados de que los ejecutores o ministros de educación han sido personas políticamente muy bien preparadas, pero con una enorme falta de experiencia en el proyecto educativo, que un país como el nuestro requiere.

Yo creo que el nuevo Presidente debe pensar no solo en seleccionar en la Secretaría de Educación a un buen político, como ya lo hizo, sino nombrar también a educadores que sean realmente investigadores en este campo.

Pienso que no debe suprimirse la actual Reforma Educativa, que se inició por el presidente Peña, pero como la misma empezó sin respeto a la dignidad del magisterio, se perdió mucho tiempo y todas las tesis que se agregaron –muchas de ellas las escuché desde la época de Echeverría– deben ser aprobadas, no por un político o por un sindicato, sino por educadores. Sobre todo, basarse en lo que hemos reiterado siempre: fortalecer el saber leer, escribir y comprender, impulsar el saber contar y pensar, aprovechar la informática para beneficio y no para jugar con ella, y enseñar a leer inglés, pero sobre todo respeto a los maestros

Lo anterior, dentro de un marco de responsabilidad ética y de integridad moral que se enseñe desde los primeros años de estudio, a lo que se acompañe la generación de ciencia, como alta prioridad integrada al sistema de educación superior.

Descartes: Pienso, luego existo… Hay que conservar lo bueno y desechar lo teórico e impráctico de la Reforma Educativa actual.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.