• Regístrate
Estás leyendo: Los verdaderos enemigos de AMLO
Comparte esta noticia

Ciencia y política

Los verdaderos enemigos de AMLO

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

Que no existan ricos, mejor todos pobres.




El Presidente de México entró a un mundo nuevo para él, en donde está buscando enemigos en México, como la llamada política neoliberal, misma que lo impulsó a algo nuevo y atractivo como es el socialismo utópico y cambios estratégicos económicos y sociales, algunos buenos y necesarios. Lo anterior, para iniciar lo que él llama la Cuarta Transformación.

Sin embargo, los verdaderos enemigos de AMLO no están aquí. Están, en primer lugar, en la tendencia liberal económica del mundo global que él quiere borrar con una crítica y no lo va a lograr, porque estas ideas vienen de toda una tendencia desde el siglo XX que se denomina liberalismo económico, y que proviene de las ideas de Adam Smith y de muchos otros pensadores que creían en tener poco gobierno, dejando a salvo la seguridad y el resto al mercado; lo cual por supuesto produce un mundo pobre e ignorante.

Este grupo de sociólogos y filósofos generaron la globalización y el comercio internacional, que va a ser uno de los enemigos fundamentales de AMLO, pues ellos no están acostumbrados a restringir sus intereses económicos en aras de un socialismo obsoleto y actuarán a través del sistema financiero internacional, que será el principal enemigo de nuestro Presidente y ese no está aquí; está en Wall Street.

Es decir, el principal enemigo del presidente López Obrador es la evolución de la historia, que él quiere rectificar a través de un rumbo distinto, con el ejemplo de Juárez y de Cárdenas, y se olvida que la realidad actual es muy distante y cruda, y no está sujeta a opiniones personales.

Ojalá que estos enemigos no conviertan a nuestro Presidente en un Quijote que vaya rompiendo molinos de viento, que no existen y que a través de sus Sanchos, o seguidores, vaya a producir un aislamiento de nuestro país de la realidad internacional, que no puede borrarse con un discurso o con buenas intenciones.

Esperamos que la “iluminación”, que también es otro enemigo que describió Porfirio Muñoz Ledo, no afecte a la nación, pues ya estamos cansados de sufrir los caprichos personales y perder nuestro rumbo al realismo histórico y a la conservación de nuestra identidad, pero adaptada a la libre economía de la época actual.

Descartes: Pienso, luego existo… Porfirio Muñoz Ledo lo describió como un “iluminado”. No sé si eso fue bueno o malo.



luisetodd@yahoo.com



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.