• Regístrate
Estás leyendo: Legislación contra el ruido
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 13:51 Hoy

Ciencia y política

Legislación contra el ruido

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

Tema de salud pública.

La gente en general no sabe los efectos nocivos del ruido en su calidad de vida y entonces lo toman como un mal menor. No le hacen mucho caso ni reconocen que ese tema es un problema serio de salud pública, de estabilidad psicológica y social y de prevención de la ansiedad, depresión e insomnio, que son característicos de esta época.

En base a lo anterior me llamó la atención y aplaudo al diputado del PAN Jesús Ángel Nava Rivera, quien presentó la iniciativa al Congreso del Estado para hacerle una reforma a la actual legislación sobre el ruido, que es muy permisiva y que realmente no profundiza ni reduce el nivel de decibeles permitidos; sin darnos cuenta de que, reitero, este tema va por encima de la problemática vecinal o de la relación entre los personajes de una misma zona o de los vehículos motorizados y se impregna en esta seria problemática de la época, pues solo durante este año ha aumentado dos veces la frecuencia de depresión, ansiedad e insomnio, así como de ataques de pánico e irritabilidad psicológica en los habitantes de las grandes ciudades.

Por supuesto que eso afecta al área metropolitana de Monterrey, en donde la vialidad y la intransigencia de algunos ciudadanos e ignorancia del tema hacen que el ruido sea de hecho aceptado por los vecinos, especialmente el que hacen las motocicletas, camiones o carros que no tienen mofle adecuado.

Ojalá el Congreso apruebe esta modificación y otras, porque la contaminación ambiental se acentúa con la contaminación del ruido, lo que afecta nuestra vida cotidiana.

Descartes: Pienso, luego existo… El ruido aumenta la depresión, la ansiedad y el insomnio: problemas de la época que hay que prevenir.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.