• Regístrate
Estás leyendo: Las pedreras y la contaminación
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 07:07 Hoy

Ciencia y política

Las pedreras y la contaminación

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

“El yo desplaza al nosotros”


En la época en que fui secretario de Salud con el gobernador Martínez Domínguez inicié una campaña contra la ubicación de las pedreras y contra la contaminación ambiental, porque conocía estudios hechos en la Facultad de Medicina que demostraban los altos niveles de plomo en los niños de zonas de la ciudad donde estaban ubicadas esas empresas extractivas.

Esto lo había aprendido de mis maestros, valorando la importancia de la salud sobre otros temas; así logré que don Alfonso reubicara una de estas industrias que estaba cercana a la ciudad.

También como diputado federal insistí en la Ley de Protección Ambiental, porque gracias a mi formación médica tengo bien impregnada la jerarquía de los valores y sé que el nosotros social es más importante que el yo individual empresarial.

A 40 años de distancia, el tema no solo está igual que en aquella época, sino está peor y Monterrey es considerada una de las ciudades con mayor contaminación en el continente americano, y seguimos con la misma queja. Ahora le toca al señor Roberto Russildi atender estos reclamos y a nuestro gobernador, que anunció que las cerraría o reubicaría; pero resulta que eso no sucedió, y nuestros hijos y nietos siguen enfermándose por la contaminación de la industria, los carros viejos y las pedreras.

En las postrimerías de mi vida plena pienso que algún día me iré con tristeza y observaré que la tumba fría de la inmortalidad estará contaminada con partículas grandes y pequeñas de carbono, plomo y nitrógeno, agentes oxidantes que han aumentado la frecuencia del cáncer y otras enfermedades. Yo ya no las respiraré, pero algunos que me lean sí las estarán inhalando y disminuyendo sus expectativas de una vida feliz.

Descartes: “Pienso, luego existo”… Siempre cambiamos para seguir igual… ¡qué tristeza!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.