• Regístrate
Estás leyendo: La visión de Alfonso Romo
Comparte esta noticia

Ciencia y política

La visión de Alfonso Romo

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

"En Nuevo León han cambiado las directrices empresariales."

Mi padre, que era veracruzano de origen europeo, nació en Coatepec. Decía que en Nuevo León los empresarios eran muy emprendedores, cosa que los llevó a establecer fábricas de hilados y tejidos, la cervecería, la vidriera y toda una serie de empresas boyantes y se convirtió en la capital industrial de México. Mi padre admiraba a la gente de Monterrey, aunque él era producto de la Revolución y gerente del Banco Nacional de México.

A partir de esa fecha se fue formando un grupo empresarial que dirigió un gran hombre, que combinó el espíritu industrial con la educación, don Eugenio Garza Sada, cuyos hijos y familiares impulsaron otras empresas regiomontanas. Así nació el llamado Grupo de los Diez, que ahora puede ser el Grupo de los 50 o de los 100, porque hay numerosos empresarios que se han unido en el tema común empresa-producción.

Han llegado personas de fuera del estado que han logrado integrarse a los equipos empresariales. Uno de ellos es Alfonso Romo, quien empezó a hacer negocios, diversificó sus empresas, trabajó en la producción de semillas y después pensó que México y Monterrey necesitaban un cambio. Junto con otros empresarios le apostó a AMLO, quien ha dicho que de ganar las elecciones Alfonso será el jefe de la Oficina de la Presidencia.

Aunque no sé quién va a ganar, de lo que sí estoy seguro es que, de ser así, Romo será un buen consejero, junto con los demás personajes que AMLO ha mencionado serán miembros del Gabinete, pues son personas honestas y muy valiosas en los campos que se les menciona.

Descartes: Pienso, luego existo… Desde la época de Maquiavelo no existe mejor fórmula para gobernar que tener buenos consejeros.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.