• Regístrate
Estás leyendo: La locura atómica
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 17:19 Hoy

Ciencia y política

La locura atómica

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

Dos personajes extraños regresan a la Guerra Fría.

Me estoy refiriendo a las declaraciones de Putin y del recién electo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en las que ellos presumen que mientras más armamento atómico exista y lo tengan, los mandatarios de otros países los respetarán y detendrán su propio sistema de preparar bombas atómicas para una posible conflagración mundial.

Yo pensé que esa "locura" ya había terminado con los acuerdos firmados entre la entonces Unión Soviética y los Estados Unidos durante la llamada Guerra Fría, con lo que teóricamente se evitaba una guerra nuclear entre los rusos y los norteamericanos, pues la maniobra estratégica de Kennedy había puesto en el tablero de la discusión los enormes riesgos que representa una conflagración atómica mundial que destruiría la civilización, aunque quizás quedaran algunos lisiados y enfermos, lo que no está previsto en la teoría de la evolución de Charles Darwin.

Yo espero que estos gritos de alarma sean exclusivamente un mecanismo para recordar que ambas potencias tienen la supremacía en este horrible tema de la destrucción del mundo contemporáneo y que quienes habitamos este planeta no olvidemos, para evitarla, esa ingrata posibilidad de guerra mundial.

Sin embargo, considerando las "locuras" que están declarando Trump y el inteligente oso ruso de Putin, me pongo a pensar si ese combinado de enfermedades psicosociales va a propiciar nuevos riesgos de destrucción de este mundo, que todavía vale la pena vivirlo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.