• Regístrate
Estás leyendo: Hoy deberíamos hablar de política electoral
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 13:07 Hoy

Ciencia y política

Hoy deberíamos hablar de política electoral

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

"Pero no debemos…"

A mí me enseñaron mis padres que el derecho es la norma jurídica, sublime, dictada por la razón para el bien común y que las leyes pueden cambiarse, pero jamás transgredirse.

Estamos en la antesala de un cambio en el país, como está cambiando el mundo en la mayor parte de los casi 200 países existentes y todo se debe a una corriente histórica que muestra que el ser humano, en su desarrollo filogenético, primero estuvo solo; luego acompañado para procrear y después para protegerse se convirtió en un ente social, como le hacen los chimpancés y muchos otros animales.

No contentos con juntarse para defenderse, se organizaron y así nació el instinto de conservar su terreno, protegerlo contra los invasores y crearon la estructura feudal.

El sistema cambió cuando Maquiavelo, visitando los feudos, se dio cuenta que el único que tenía un poder absoluto era el Papa y convenció a los Médicis y a otros gobernantes del Renacimiento de que había que crear una República o algo que asociara estados libres con objetivos comunes.

Más adelante, el hombre se dio cuenta de que los seres humanos nacemos iguales ante Dios y ante la sociedad, por lo que quiso ser libre y tratado con equidad y con justicia, y nacieron la Revolución Francesa y la declaración de los derechos humanos.

Pero Napoleón Bonaparte regresó al imperio y muchos hijos de monarcas volvieron a ocupar las posiciones de pode.

En esa forma empezó el Parlamentarismo inglés con Cromwell. Y aunque los reyes respetaban al Parlamento, no le hacían mucho caso, descansando sus gobiernos sobre la fuerza de la Iglesia. En Inglaterra se separaron del Papa y Lutero, que era un revolucionario, desbarató la estructura que tenía la Iglesia católica.

Todo esto produce una emigración de ingleses a América y nace la democracia, de la que los Estados Unidos es un ejemplo, actualmente en entredicho. Por todos estos antecedentes esperamos que en México haya un cambio dentro de nuestras instituciones, que no debe asustarnos, pues nuestro país tiene fortalezas históricas y de identidad cultural, que darán continuidad a nuestro proceso de desarrollo social, económico y cultural.

Descartes: Pienso, luego existo… El cambio social mundial es inminente.


luisetodd@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.