• Regístrate
Estás leyendo: Escuela para los administradores
Comparte esta noticia

Ciencia y política

Escuela para los administradores

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

Principalmente los políticos


La política, como la definió Aristóteles, es la ciencia de servir a la ciudad. Para lograr eso se generó una lucha natural por el poder territorial que culminó con el ejercicio de la administración pública basada en el voto popular.

Si bien los señores feudales defendían hasta con los dientes su territorio, fue Maquiavelo quien diseñó, después de visitar muchos lugares, el concepto de República, y posteriormente grandes personajes como Rousseau y Montesquieu diseñaron un proyecto de estado que tenía alta prioridad en la seguridad y que permitía que la política del poder dejara de ser solo la intriga cortesana y se convirtiera en método científico.

A nivel global, los políticos en general tienen carisma y son expertos en convencer y en esa forma alcanzar el poder y posteriormente, sin ninguna preparación previa filosófica, sociológica o histórica, se convierten en los jefes de Estado y en esa forma gobiernan el país.

Cuando son sensibles luchan contra ellos mismos para evitar la enfermedad del poder, que obnubila los sentidos intelectuales. Pero cuando son muy inteligentes, se rodean de gente capaz en los temas fundamentales de la administración. A estos colaboradores los escuchan y sobre todo en temas técnicos les hacen caso, y solo toman las decisiones con la visión política social de ver si eso convence y produce el fervor popular necesario para la democracia participativa y solidaria.

En México estamos muy lejos de cumplir con estos postulados y si no, basta ver que nuestro Presidente electo, en el que tenemos puestas todas las esperanzas y que se ha rodeado de personas con buen nivel académico, tiene una obstinación y una tenacidad que le sirvió para llegar a la Presidencia, pero que le impide rectificar decisiones y tomar la reversa en sus errores.

Aunque lo que él presentó en la toma de posesión implica cierto grado de tolerancia y comprensión, los que están cerca de él, y así viene el rumor, piensan que no hace mucho caso a temas técnicos, ni está insertado en la economía del conocimiento y en el proceso de globalización. Ojala aprenda pronto a preguntar.


Descartes: Pienso, luego existo… Para hacer una política congruente con la realidad global, hay que tomar cursos de toma de decisiones técnicas.  


luisetodd@yahoo.com
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.