• Regístrate
Estás leyendo: El Partido Encuentro Social
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 17:13 Hoy

Ciencia y política

El Partido Encuentro Social

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

"Religión vs política "

En mi ya larga experiencia y con los conocimientos de la historia de México, siempre estuve de acuerdo con la separación entre la Iglesia y el Estado, y me preocupaba la opinión de algunos obispos o sacerdotes, cuando a través del púlpito querían influir políticamente en favor de algún partido.

Las razones de mi inquietud es que la religión representa el espíritu, profundiza en el quehacer del alma y de la existencia y en la filosofía suprema de Quo vadis? (¿A dónde vas?), es decir, tiene una representación mucho muy superior a la de la política, que es el quehacer del poder para servir, y que es terrenal y frívola. Por eso Juárez, que era católico, estuvo en lo correcto al establecer que la educación sea laica y gratuita.

Sin embargo, la aceleración histórica de los procesos democráticos ha hecho meditar a muchos políticos en diferentes partes del mundo, que los sacerdotes o representantes de las distintas iglesias tienen el mismo derecho a opinar, siempre y cuando no influyan, a través del espíritu, en la opinión electoral de otros.

Por eso pienso que el Partido Encuentro Social, que nace de un grupo de evangélicos que creen en la Biblia, tiene derecho a participar, y aunque el líder hable bien de algún candidato, no significa que arrastrará a todos los personajes de esa religión a votar por él. Igual sucedía con los maestros, que se pensaba en un corporativismo en donde todos tenían que votar por el PRI y luego la realidad mostró que los maestros son suficientemente inteligentes para votar por quien quieran.

Reitero que la política es muy inferior, en su ejercicio, a la búsqueda del dios supremo que nos da la eterna esperanza.

Descartes: Pienso, luego existo…El espíritu es superior axiológicamente a la política.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.