• Regístrate
Estás leyendo: Bonita reforma educativa
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 22:26 Hoy

Bonita reforma educativa

Publicidad
Publicidad

“Resultados malos y se amplía la diferencia entre públicas y privadas.”


El Instituto Nacional de Evaluación, donde hay gente que sí sabe el tema, hizo un estudio con los alumnos de tercero de secundaria en todos los estados de la República, con algunos problemas en estados complejos como Oaxaca, Guerrero y Michoacán; estudio estadístico bien calificado que demuestra que la reforma educativa, hasta la fecha, no ha producido resultados para cumplir sus objetivos: mejorar la calidad de la educación.

El estudio, efectuado con profesionalismo, señala que dos de cada tres alumnos de tercero de secundaria no son capaces de resolver problemas simples con fracciones, decimales y ecuaciones, y que en lectoescritura, el 40% no comprende lo que leyeron.

Todo esto nos habla de las enormes diferencias que existen entre la población de nuestro país y refuerza lo que sabemos: que el que no sabe contar, no sabe pensar y que nuestros alumnos de secundaria tienen una gran y compleja pérdida de la calidad educativa, en relación a otros países.

Los datos muestran que la reforma educativa, que se inició reprimiendo al magisterio no ha producido resultado alguno, y aunque se diga que los resultados se verán dentro de 10 años, la verdad es que la reforma empezó al revés; es decir, primero evaluó al magisterio, en lugar de prepararlo y causó muchos problemas de carácter político. Con esto la SEP perdió mucho tiempo y ahora, al fin de su gestión, la educación no ha mejorado. Esto es muy triste para México, porque el desarrollo económico y social depende de la educación.

Descartes: Pienso, luego existo… Qué pena que solo uno de cada tres estudiantes sabe algo de matemáticas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.