• Regístrate
Estás leyendo: Avión de línea o demagogia
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 12:12 Hoy

Ciencia y política

Avión de línea o demagogia

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

    El Presidente no es persona,
sino patrimonio nacional.


Por supuesto que se ve muy bonito y muy estimulante, desde el punto de vista de imagen, que el Presidente de la República, ya electo, viaje en un avión de línea, cargue su maletín, se vaya platicando con los pasajeros y además quiera cancelar el Estado Mayor Presidencial y no subirse a un avión privado presidencial. Qué belleza de actitud, pero ¿no será demagogia?

Yo creo que AMLO ya no es dueño de él mismo, sino que representa al patrimonio vivo de una gran nación y no puede estar expuesto, como cualquier mortal, a las vicisitudes de un accidente, de un atentado o al contagio de una enfermedad seria. Él tiene la representatividad máxima de México ante todo el cosmos geográfico, político, económico y social del mundo.

Ustedes imagínense un atentado, como le pasó a Colosio siendo candidato. La repercusión que eso tendría sobre una nación que tiene 120 millones de habitantes y que requiere un líder vivo, activo, sano y muy bien cuidado, como lo acostumbra a hacer el Estado Mayor.

Coincido en que si él quiere cambiar ese avión grandote, lo haga y se compre uno pequeño, más barato en su mantenimiento y que se rodee de la gente, pero todo eso con mucho cuidado, porque él debe comprender su responsabilidad y actuar en consecuencia, con ese sentido que la costumbre ha hecho un derecho. Si no actúa así, estará poniendo el “yo” antes que el “nosotros”, y eso es muy peligroso para la piscología individual y para la social.

Descartes: Pienso, luego existo… Muy bonita postura, pero totalmente impráctica, y aunque la usó el Mujica de Uruguay, ese país es mucho más pequeño y menos importante, mundialmente, que el nuestro. Cuidado con la demagogia. Se termina con el tiempo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.