• Regístrate
Estás leyendo: Al fin triunfaron los museos
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 03:43 Hoy

Ciencia y política

Al fin triunfaron los museos

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

La cultura es un alimento del espíritu



La semana pasada, el Cabildo de San Pedro aprobó el convenio que había hecho el presidente municipal saliente Mauricio Fernández con el entrante Miguel Treviño, con el que se modificaron algunas ubicaciones, pero se autorizó la construcción de los museos, que por iniciativa de la familia Fernández estarán a disposición del público en general.

Esta familia tiene mucha obra plástica y la va a entregar en comodato al gobierno municipal, apoyando la idea con 50 millones de pesos, que es una inyección vital para el municipio de San Pedro y representa un ejemplo para todos los demás empresarios, para que saquen sus obras de las casas y las presten para la educación cultural.

Los vecinos, que en su derecho estaban en contra de la idea, no pudieron sobrepasar los apoyos que mucha gente le da a esta generosa aportación, que además enriquece el acervo cultural de la entidad y puede ser un atenuante para cambiar el mecanismo de vida de algunos jóvenes de San Pedro, que es frívolo, superficial y basado en el materialismo pragmático y en el monetarismo ilustrado, pues en este municipio si no tienes ropa de marca o carros último modelo, nadie te considera importante y así la juventud se está impregnando de todos los defectos de esta fórmula de vivir egocéntricamente, y sólo piensa en el dinero y no en las fórmulas básicas del comportamiento humano, la práctica de los valores y el juicio moral.

El tema de las áreas verdes deberá continuar, pero en equilibrio con el aspecto cultural, ya que también es muy importante; ya otros estados de la República nos ponen el ejemplo.

Descartes: Pienso, luego existo… El apego a lo material no produce felicidad. Espero que no se cobre como en el Papalote Museo del Niño.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.