• Regístrate
Estás leyendo: ¡Aguas con la UNAM!
Comparte esta noticia

Ciencia y política

¡Aguas con la UNAM!

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

El hartazgo está llegando a las universidades:  ¡cuidado!


El tema de la explosión política en la UNAM no me es desconocido, pues viví los problemas del 68, la anarquía posterior y me tocó actuar en una situación caótica con porros e influencia externa que vivió mi universidad en los años 70.

Por lo anterior tengo memoria histórica y capacidad para opinar en este tema.

La enorme universidad, imposible de administrar adecuadamente, no se ha descentralizado y reacciona ante la violencia porril que agredió a una manifestación en la Rectoría, que dirige un hombre bueno, Graue, pero que quizá no tenga la estatura política y social que se requiere, y debe apoyarse en Ramón de la Fuente, José Narro y Pepe Sarukhán, que pueden darle asesoría.

El hartazgo político que llevó al poder a López Obrador, también se vive en las universidades públicas, fundamentalmente, y también en las privadas, pues el sistema no está respondiendo a las expectativas de los jóvenes y de sus padres que hacen enormes sacrificios para que sus hijos estudien y se encuentran con la lacerante realidad del desempleo profesional, pues la mitad de los que estudian en las universidades, no trabajan en lo que aprendieron en ellas. Además, la mitad de los que egresan no están bien capacitados para ejercer su profesión, porque la universidad se ha retrasado en la actualización para el ingreso a la nueva economía del conocimiento.

Yo espero que las autoridades tengan la sensibilidad para resolver pronto este problema, porque la UNAM tiene repercusión nacional y esa chispa puede, en esta época de transición política, desprenderse fácilmente hacia los estados.

Descartes: Pienso, luego existo... Los porros están adentro por complacencia de algunas autoridades universitarias

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.