• Regístrate
Estás leyendo: Adrián, bienvenido al infierno
Comparte esta noticia

Ciencia y política

Adrián, bienvenido al infierno

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

 Monterrey es el símbolo del Estado.

Me dio gusto que se haya resuelto la incertidumbre y que ya puedas actuar como alcalde de una de las ciudades más importantes del país, que para mí tiene recuerdo histórico, pues mi abuelo ocupó esa posición hace muchos años.

Te doy la bienvenida, pero no a la tranquilidad, sino al cuarto piso del infierno que Dante Alighieri ilustró. Te toca resolver lo más importante, en lo que tú eres especialista: la inseguridad, que ha ido creciendo según las estadísticas. También te van a tocar, de rebote, los onerosos impuestos que le están aplicando al ciudadano y tendrás que cargar con la contaminación ambiental, que es uno de los problemas más serios de Monterrey, junto con una vialidad monstruosa y un desarrollo urbano que privilegia los carros.

Estoy seguro que con tu experiencia en la función pública y buenos colaboradores podrás resolver muchos de estos problemas, especialmente el de los baches, que puede solucionarse con participación privada. Como regiomontano de nacimiento te deseo lo mejor, recordando que el hombre de Estado piensa en el futuro y que el político común solo piensa en las elecciones.

Descartes: Pienso, luego existo… Espero encuentres la salida del infierno en que te metiste.

luisetodd@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.