• Regístrate
Estás leyendo: 2018: año político
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 09:30 Hoy

Ciencia y política

2018: año político

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

“¿Y el país, qué?”


Se augura un año 2018 fundamentalmente de interés político por ejercer el poder; pues el destape de Meade, la aparición del Frente Único, la supremacía estadística de López Obrador, diversas gubernaturas en manos de la oposición y la aparición de los independientes auguran que el próximo año habrá una efervescencia política con ataques a diestra y siniestra, descuentos personales y toda la parte oscura de la búsqueda del poder, que solo debía ser instrumento de servicio y no el objetivo final.

Mientras eso sucede, el país tiene problemas muy serios que deben ser atendidos prioritariamente, porque afectan en forma directa a millones de mexicanos; me refiero a la inseguridad, que no ha mejorado, a la enorme deuda económica externa, a la desigualdad, a un proyecto educativo que quedó a medio camino y a un incremento en la marginación, que es lacerante e insulta los objetivos de la política, que son: el servicio y la justicia social.

Estamos también en riesgo de perder las ventajas del Tratado de Libre Comercio, lo que puede afectar seriamente a nuestro proyecto nacional y continúa la impunidad, pues si bien la corrupción se ha hecho pública, los procedimientos para combatirla o la educación para propiciar la honestidad en el servicio público no han sido debidamente modernizados.

Resulta entonces, que la pérdida de la confianza en: partidos políticos, diputados, senadores, sacerdotes, médicos y todos aquellos que forman parte de nuestro mosaico social de referencia mental, ha convertido a México en un país de incredulidad, lo que impide valorar lo importante, como en otros países, donde la democracia es para el pueblo y por el pueblo.

Apelo a que se trabaje en lo importante para el país: nuestra identidad cultural, la seguridad y una visión educativa que le dé fortalezas a la educación básica y superior y al desarrollo de la ciencia y la tecnología como elementos fundamentales del progreso.

DESCARTES: Pienso, luego existo… La búsqueda del poder es menos importante que la de la justicia social.

luisetodd@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.