• Regístrate
Estás leyendo: Que sea un campeón diferente
Comparte esta noticia

Las "chicas" del padrino

Que sea un campeón diferente

Luis Enrique Gutiérrez

Publicidad
Publicidad

Me han preguntado en las redes sociales si me ha gustado el Mundial. La verdad, sí. Más allá de las sorpresas, he disfrutado mucho los partidos, los goles y me he deleitado con el buen futbol de los franceses y belgas, más allá del resurgir de los ingleses y el coraje de los croatas.

Me hubiese gustado que a Argentina le fuera mejor, porque admito que soy admirador de Lionel Mesi, por supuesto me hubiese encantado ver a México en el tan anhelado quinto partido y que Alemania hubiera defendido el título con más decoro.

Me ha gustado también el uso del VAR, aunque siento que todavía puede utilizarse en más determinaciones, pero bueno, hasta ahora muy bien.

Volviendo al plano futbolístico, qué agradable sorpresa ver en semifinales a las selecciones de Francia y Bélgica. Los franceses ya habían demostrado su potencial en la Euro anterior jugada en su país, aunque no pudieron redondear su actuación al caer en la final ante Portugal. Pero ahora, los dirigidos por Deschamps han desplegado un buen futbol, con mucha verticalidad y claridad en la zona de definición. Mbappé es un diamante en bruto, llamado a ser el heredero de las glorias de Messi y Cristiano.

Y qué decir de los belgas. El equipo de Roberto Martínez deleita cuando tiene la pelota. Son sensacionales en el contragolpe y letales cuando tienen una clara de gol. Creo que de esta llave saldrá el campeón.

En la otra semifinal, es grato encontrarse con los ingleses, escuadra renovada, bien entrenada, que espera, después de más de 50 años, saborear otra vez la gloria mundialista, aunque para ello deberá dar cuanta, primero, de unos croatas de gran corazón, unos guerreros en la cancha que vienen de dos duelos decididos en penales, en los que el esfuerzo físico ha sido tremendo. Eso puede pesarles el miércoles.

De cualquier manera, me gusta ver equipos distintos en estas instancias. Belgas y croatas nunca han sido campeones del mundo, Inglaterra lo fue en el lejano 1966 y Francia alzó la copa en 1998.

Disfrutemos el desenlace de Rusia 2018.

luis.gutierrez@milenio.com
twitter@luisE_Gutierrez

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.