• Regístrate
Estás leyendo: Una oportunidad a la Navidad
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 02:36 Hoy

Desde mi rincón

Una oportunidad a la Navidad

Luis Augusto Montfort García

Publicidad
Publicidad

Es de sobra conocido, pero infortunadamente con mucha frecuencia olvidado, que la palabra “navidad” proviene del latín nativitas, que significa nacimiento y representa para varias iglesias cristianas la conmemoración del de Jesús de Nazareth, el día 25 de diciembre. Otras comunidades ortodoxas la celebran el 7 de enero, por no aceptar el calendario gregoriano que desplazó en 1582 d.C. al Juliano de 46 a.C.Debido a esta cambiante e imprecisa medición del tiempo y dado que la Biblia no lo señala, varias teorías han intentado asignar una fecha cierta a ese acontecimiento, a la vez que otras lo relacionan con fechas rituales como las precristianas fiestas saturnales romanas, las griegas en honor de Helios, las persas para el dios Mitra, las de los mexicas en honor de Huitzilopochtli, la Capac Raymi de los incas o la del dios Frey de los pueblos nórdicos. Deidades y ritos todos, relacionados con el sol y el solsticio de invierno, referente inalterable en el ciclo agrícola de todas las culturas.Pero más allá de la datación histórica o el interés antropológico, creo que el nacimiento de Jesús, puede interpretarse como el renacimiento de una esperanza, y con ese sentido, puede aplicarse al caudal de posibilidades que conlleva el nacimiento de cada ser humano que llega a este mundo.Tanto el filósofo alemán Max Sheler como el psiquiatra Victor Frankl con su logoterapia, conciben al ser humano desde su condición esencial de persona, que es capaz de conocer y de amar, que vive en constante maduración y encuentra la mejor expresión de si mismo en su propio espíritu, el cual se manifiesta a través de una conciencia valoral o axiológica, que le da sentido a su vida y le permite distinguir entre el bien y el mal.Esta visión positiva del hombre, califica a cada niño que nace, como una esperanza de todo lo benéfico que puede llegar a ser esa persona para la humanidad. La condición indispensable para que ese potencial detone, estriba en que esa criatura encuentre un entorno que favorezca su desarrollo. Crear y mantener ese entorno, es responsabilidad de quienes hoy vivimos, lograrlo, es darle una oportunidad a la Navidad.


lamontfort@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.