• Regístrate
Estás leyendo: Un largo pero gratificante camino
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 20:13 Hoy

Un largo pero gratificante camino

Publicidad
Publicidad

Me parece que fue Octavio Paz, quien alguna vez dijo que los mexicanos tendemos una barrera entre nosotros y la realidad. Esto es; que nos negamos a aceptar las cosas tal como son, para vivir en una realidad alternativa que inventamos de acuerdo a lo que queremos creer.

Tal vez haya algo de razón en esto, sobre todo si consideramos el hecho histórico de que la cultura madre de los indígenas naturales de estas tierras, religión, costumbres, creencias, valores etc., fue violentada y desplazada por los conquistadores para imponer la suya, o en el mejor de los casos, para sustituirla con elementos deliberadamente sincréticos.

Pero más allá de lo acertado o no de Paz y de su entorno mexicano, es fácil reconocer que el tratar de fugarse de la realidad, sobre todo cuando ésta es adversa, es una inclinación humana generalizada en mayor o menor medida en todos los tiempos y culturas, dígalo si no, el incremento de sustancias y medios psicoactivos como el alcohol, las drogas y otros artilugios de los que la humanidad echa mano hoy en día, para escapar de una realidad que para muchos resulta imposible de enfrentar con los recursos que le son, o deberían ser propios al ser humano, como la sensatez, la fortaleza y la templanza.

Percibir y reconocer la realidad “tal como es”, puede ser no solo incómodo sino también doloroso, sobre todo cuando hacerlo afecta nuestra autoestima, es decir el aprecio que tenemos de nosotros mismos. Cuando desconocemos la realidad, tendemos a generar pensamientos distorsionados acerca de nuestra persona, del mundo y del futuro, pensamientos que ya sea en forma negativa o “positiva”, resultan siempre des-dimensionados.

Reconocer y aceptar la realidad no está reñido con la idea de ser feliz ni con el concepto romántico de la vida, al contrario, conocer y comprender cabalmente lo que somos y el lugar y el momento en el que vivimos, es un buen primer paso en un largo pero gratificante camino, el camino que nos conduce a conseguir la paz interior.


lamontfort@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.