• Regístrate
Estás leyendo: Un breve cuento de Año Nuevo
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 01:31 Hoy

Un breve cuento de Año Nuevo

Publicidad
Publicidad

Lo vi, o me pareció verlo como borroso en la penumbra del amanecer en un rincón de mi habitación, lucía como una silueta, una sombra vaga de esas que cuando dormimos nos hacen pensar que hay alguien ahí.

Despuntaban apenas las primeras horas del año y sin pensar más en ello, me dispuse a iniciar la misma rutina de todos los días, esa, que a veces me hace rezongar al suponer que todos los días son iguales, olvidando que cada uno trae consigo un bagaje de sorpresas y oportunidades.

Mientras la vieja escalera de madera rechinaba bajo mis pasos, por el rabillo del ojo lo vi de nuevo. Esta vez no es mi imaginación pensé, parecía como atareado en la parte más lejana del aún oscuro recibidor, donde en un antiguo librero, acariciaba los añejos volúmenes ayer cien veces bebidos por mis ojos infantiles. Giré la cabeza para verlo bien, pero la silueta se esfumó como si se hubiera disuelto entre los libros. Son los efectos tardíos del tequila y tamales de la noche vieja me dije, como para darle una explicación a mi mente cada vez más intrigada, pero al pasar frente a mi escritorio lo encontré de nuevo, ahí estaba, miraba como hipnotizado el cajón donde descansan fotos, recuerdos, curiosidades y mil chunches más, cada una con su pequeña historia, objetos que a veces, hilvano con el hilo del tiempo para qué, me relaten como en un cuento mi propia historia.

Repentinamente, un prematuro rayo de sol se abre paso iluminando a mi extraño visitante, su atuendo y su semblante son ambos de un gastado color gris, por fin puedo medio ver su rostro, me resulta muy familiar, en él pueden leerse alegrías, tristezas, enojos, rencores, ilusiones, decepciones, angustias, placeres y dolores. Entonces lo comprendo, son mis miedos y mis apegos, son esa parte de mí que se resiste a partir, pero que poco a poco, a la luz del nuevo año se va desvaneciendo. La luz inunda ahora mi casa y me parece percibir una nueva presencia cuyo semblante y atuendo, son ambos de vivaces colores.


lamontfort@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.