• Regístrate
Estás leyendo: Si escucháramos lo que ellos ven
Comparte esta noticia

Desde mi rincón

Si escucháramos lo que ellos ven

Luis Augusto Montfort García

Publicidad
Publicidad

Por esas peripecias de la vida, recientemente tuve la bella oportunidad, repito, bella oportunidad, de asistir a un simposio sobre el tema de la sordera y las expectativas que rodean al universo de las personas sordas. Las mías se vieron rebasadas con mi acercamiento a un mundo de seres extraordinarios, que día con día libran una batalla contra sus limitantes auditivas y contra un mundo indiferente que en muchos casos esta fuera de su alcance y de su comprensión.

Lo primero que llamó mi atención, fue ver como ellos observan hasta los más mínimos detalles, pues ante su falta de audición, procuran “absorber” a través de sus ojos el mundo que los rodea, dándome cuenta de qué, cuando se está ante una persona sorda, antes de intentar comunicarnos, ella ya nos está “leyendo”, siendo agudos lectores de la expresión corporal.

Dentro del ámbito de las “capacidades diferentes” como eufemísticamente también se les llama, la sordera es quizá la más incomprendida, dado que no es tan perceptible como lo son otras. Tal vez por eso es qué sea uno de los trastornos que menos atención recibe por parte de las autoridades de salud en nuestro país.

Durante muchos años esta disfunción se ha interpretado como un problema básicamente físico, cuya solución ha consistido en “oralizar” al sordo de forma que pueda “hablar” y comunicarse, aunque sea en forma limitada y “mono tónica”. Otra idea errónea frecuente, es creer que mediante un implante el sordo se convierte automáticamente en una persona oyente “normal”, siendo que cuando nunca antes ha escuchado, los sonidos que llegan a su mente son solo ruidos carentes de significado. Por fortuna hoy pueden educarse en forma bilingüe, mediante lenguajes de señas que les permiten desarrollarse e integrarse a su comunidad.

Tanto el conocimiento concreto como el abstracto se obtienen por la palabra y quienes tienen el infortunio de no escucharla, desarrollan otras habilidades y fortalezas que entenderíamos mejor, si escucháramos lo que ellos ven.



lamontfort@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.