• Regístrate
Estás leyendo: Repensarse
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 07:23 Hoy

Desde mi rincón

Repensarse

Luis Augusto Montfort García

Publicidad
Publicidad

“Conócete a ti mismo” (gnóthi seautón) dicta el conocido precepto griego inscrito en el pronaos del Templo de Delfos, que durante muchos siglos ha servido para incontables reflexiones sobre el significado e importancia de dicho mandato. No es la intención de estas grafías tratar de dilucidarlo, ni mucho menos abogar por la utilidad que tenga el logro de tal autoconocimiento, esa tarea queda para los sesudos filósofos, psicólogos y otros distinguidos doctos, que con sus estudios y trabajo nos facilitan, o al menos hacen más llevadero este contradictorio, confuso, impredecible, sorprendente, absurdo, incierto, maravilloso y en muchos momentos penoso viaje al que llamamos “vida”. 


No, mi inquietud empieza en donde termina el profundo pensamiento griego. ¿Qué sucede cuando se supone que ya nos conocemos?: Cuando ya tenemos una personalidad definida. Cuando ya sabemos lo que queremos. Cuando ya sabemos cuál es el sentido de nuestra vida. Cuando ya sabemos cuáles son y en donde empiezan y terminan nuestros valores y principios. Cuando ya hemos recorrido parte del camino y “a prueba y error” hemos remontado cuestas y sobrevivido adversidades. 


¿Qué pasa cuando sucede todo eso? Y, de repente el mundo cambia cumpliéndose esa sentenciosa verdad atribuida a Heráclito, quien hace dos mil cuatrocientos años decía: “en la vida la única constante es el cambio”. 


¿Cómo podemos entonces reacomodarnos para seguir adelante en un mundo que se transforma a una velocidad vertiginosa?, en donde lo que ayer era cierto hoy no lo es y viceversa. Y más aún, ¿Cómo podemos asimilar nuestro propio cambio cuando nos damos cuenta que ya no cabemos en el molde o paradigma que hemos hecho de nuestra persona? 

 
“Así soy yo”, es el nombre de la prisión en la que nos encerramos a nosotros mismos, sus rejas y muros son el miedo, la desidia y la apatía. Hacerlo es negar nuestra condición evolutiva y creo que la única llave para escapar de esa prisión, es repensarse y luego reinventarse cada día.



lamontfort@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.