• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué llora la campana?
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 17:36 Hoy

Desde mi rincón

¿Por qué llora la campana?

Luis Augusto Montfort García

Publicidad
Publicidad

El temprano tañido de la campana se empapa en el rocío que dejó la pertinaz llovizna de una noche que poco a poco se marcha. Algo hay en las campanas que con sus vibrantes resonancias pueden generarnos distintas emociones. Su lenguaje, es según el tono y el ritmo con el que se tocan y desde sus labios pueden expresar paz, duelo, emergencia, rito, espiritualidad, alegría, peligro, asamblea o algún otro mensaje que para transmitirlo a otros, el hombre les ha encargado durante muchos siglos.

La mañana es gris, pálida y callada, el todavía húmedo asfalto del arroyo sisea doliente al paso de los pocos neumáticos que a esta hora lo oprimen y recorren, tal vez con su siseo quiera decir: ¡shhhhhh… calla campana, no llores! Tal vez el asfalto entiende mejor que yo el idioma en el que ella habla. ¡Pero la campana y el asfalto son seres inanimados! ¡No hablan!, protesta mi mente tratando de huir de la tentación de escuchar las febriles fantasías de una imaginación qué, con frecuencia me hace escuchar lo que no se ve y ver lo que no se escucha. 

 
Pareciera que la ciudad no quisiera despertar, ni echarse a andar, ni sus gentes volver a la rutina diaria, a reiniciar la semana o en pocas palabras: volver a enfrentar al mundo real después del siempre evasor asueto del fin de semana. 

Pero no, el sol y el calendario gregoriano dicen que es lunes y hay que levantarse y recibir con buena cara al nuevo día que comienza.

Como si se tratase de un organismo enfermo que depone lo que le envenena y enferma, el matutino radiofónico expele a través de la bocina: que aumentó el número de suicidios en jóvenes; que México está entre los primeros países en feminicidios; que desollar vivo es una forma nueva de atormentar; que tres carteles se pelean la plaza en CDMX; que los inmigrantes asesinados en Veracruz; que los emigrados de Venezuela; que las muertes en Nicaragua y así hasta un nivel de lo inaceptable.

Si, tal vez el asfalto entiende mejor que yo el idioma en el que la campana llora.



lamontfort@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.